• Regístrate
Estás leyendo: #LordMalvecino
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 23:20 Hoy

Neteando con Fernanda

#LordMalvecino

Fernanda de la Torre

Publicidad
Publicidad

Lords Audi, Rolls Royce, Ferrari; Ladies 100 pesos, de Polanco o Bosques: quienes reciben esos motes, no lo hacen por su educación, sino por su prepotencia y petulancia. Un lord o lady se caracteriza por ser egocentrista, incapaz de considerar a otros. Son irresponsables e insoportables.

Los lords y ladies están por todas partes y desde luego también se manifiestan en el tema vecinal. En un condominio la conducta de uno afecta a los demás. ¿Quién no conoce a un vecino gandalla? En los condominios no falta #LordReven, que fin de semana tras fin de semana hace sus reventones, ignorando reglamentos, leyes y, desde luego, quejas y súplicas de sus ojerosos vecinos. O bien, #LadyAreasComunes, que se apropia de lo que no es suyo y no se hace cargo de las consecuencias de sus acciones; #LadyDiablito que se roba la luz o #LadyMiserias que se queja del alto costo de las cuotas de mantenimiento y no las paga porque se fue de vacaciones. Y no faltan #LordMadrazo, que pretende imponer su voluntad a golpes, o #LordInvisible, a quien le importa un pepino lo que suceda en el condominio y no se aparece en las asambleas, pero exige arreglos y composturas.

En la Ciudad de México casi 50 por ciento de la población vive en un condominio. Es urgente una cultura cívica que nos ayude a convivir en armonía por el bien de todos. La realidad es que las relaciones vecinales no siempre son armónicas o civilizadas. ¿Qué hacer? Siendo víctima de este tipo de sujetos me acerqué a la Procuraduría Social de la Ciudad de México (Prosoc).

Como muchos, no sabía cómo funcionaba y en qué podía ayudarme, así que para saber más de este organismo y su funcionamiento hablé con Salvador Vitelli Macías, subprocurador de Derechos y Obligaciones de Propiedad en Condominio de la Prosoc y quiero compartir esta plática por considerarla de interés general. Salvador comenzó por explicarme que la ProSoc nace de la necesidad que tiene la ciudadanía de tener un ombudsman ciudadano que defienda sus derechos ante las funciones públicas y prestación de servicios a cargo de la Administración Pública de la Ciudad de México: "Si hay, por ejemplo, algo que no esté funcionando, como baches; si hay algún daño en propiedad que sea a cargo de la ciudad puedes denunciar aquí. De hecho hay una línea de Defensatel para orientar a los ciudadanos". (El número de Defensatel es 5128 5213 al 18 y proporcionan muy buena información.) Asimismo, la Prosoc procura y coadyuva al cumplimiento de la Ley de Propiedad en Condominio para la Ciudad de México y trata de fomentar una cultura condominal. "Después del temblor de 1985", continuó explicando Vitelli, cambia el enfoque que tiene esta procuraduría, porque el tema condominal que se veía de una manera mucho más ligera se vuelve preponderante porque empieza a regular las relaciones entre los vecinos y su administrador".

Salvador reconoce que a pesar de los esfuerzos que se han realizado para mejorar la información para los ciudadanos, todavía falta mucho por hacer. "Existen 56 mil regímenes de condominio inscritos ante el Registro Público de la Propiedad. En la Prosoc únicamente hay 8 mil 500 registrados, y con registro vigente solamente tenemos 3 mil 500. En lo que va del año hemos inscrito a 600 más".

La razón de que existan tan pocos condominios registrados ante la Prosoc es en gran medida el desconocimiento. "Tiene que ver con que la información le llegue a los condóminos de que va a ser mucho más seguro para ellos y para su patrimonio tener un representante legal acreditado ante la Prosoc".

Salvador, con mucha razón, considera que nada malo puede provenir del cumplimiento de la ley. Desafortunadamente, debido a la falta de información sobre el tema, hay quienes piensan que será caro o complicado. Es necesario aclarar que ante la Prosoc todos los trámites son gratuitos. La procuraduría no puede intervenir de oficio: "Entramos cuando hay una queja, una denuncia o una voluntad de los vecinos de organizarse bajo el régimen para lograr los beneficios que pueden llegar a tener bajo la Prosoc".

La primera función de la procuraduría es fomentar esta cultura de condominio. "Han habido muchísimas reformas a la Ley de Condominios. La última fue el año pasado y todavía respeta el derecho y la capacidad que tenemos de ponernos de acuerdo. Porque si abandonamos el espíritu de que podemos ponernos de acuerdo y que podemos trabajar con una cultura condominal sería condenarnos a que definitivamente no podemos avanzar. Y ese es un tema que se aplica no solamente al tema condominal. Creo que es un tema que tenemos como sociedad".

La Procuraduría Social puede ayudarnos a ponernos de acuerdo con los vecinos de diversas maneras. De eso hablaremos aquí la semana que entra.

fernanda@milenio.com
http://www.milenio.com/blog/fernanda
Twitter http://twitter.com/FernandaT

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.