• Regístrate
Estás leyendo: Tolerancia y reconciliación: La Cuestión Nacional
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 23:31 Hoy

Caleidoscopio

Tolerancia y reconciliación: La Cuestión Nacional

Federico Ramos

Publicidad
Publicidad

La semana pasada hacia la pregunta: ¿Cuántas veces caemos en el enojo o en la incomprensión de nuestros seres queridos o de otros que ni siquiera tenemos cerca? 


Intenté contestarla bajo la óptica muy personal pues se trataba de una reflexión próxima a mi entorno familiar. Sin embargo, insisto que con frecuencia nos alteramos por eventos que no nos gustan o juzgamos equivocados, como fue la decisión de cancelar una obra muy costosa y para muchos muy necesaria. La decisión causó una polarización monumental pues en lugar de unir a los mexicanos, ahondó su división. Muchos respaldaron a AMLO ya que votaron por él en la elección pasada, 53%, pero si bien es cierto fueron mayoría, hubo muchos mexicanos, 47%, que no lo hicimos, pues no estamos a favor de su manera de hacer política. 


De esta nueva manera, destaca la idea de querer cambiar la democracia “representativa” por una democracia “participativa” y directa, mediante la implementación de mecanismos alternos a las elecciones tradicionales, por consultas, encuestas o plebiscitos. 

De hecho, hay que admitir que el espíritu de la consulta en sí mismo tiene su mérito, aunque muchísimos mexicanos reprobamos el resultado por lo desaseado del proceso. Sin embargo, debemos cuidar el método so pena de fracasar si no lo hacemos bien, cuidando las formas. 


Pensar que la gente puede tomar decisiones importantes de gobierno es atractivo y plausible, pero falta ver que la legislación formalice estos ejercicios y les de transparencia. De lo contrario, todo caerá en el terreno de la simulación y fallará el intento de mejorar las cosas y en lugar de tolerancia y reconciliación habrá encono y división, por el hecho de entregar cuenta a medias, con poca legitimidad, al tomar decisiones trascendentales cuando solo vota el 1% de la población. 


Somos muchos los que queremos el cambio, sin duda, pero sospecho que los ciudadanos no estamos organizados como lo están agrupaciones como Morena, y si nos censuramos unos a otros el debate lo acabarán controlando los cangrejos, los que caminan para atrás, aunque nos digan que ven para adelante. _




federicoramos@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.