• Regístrate
Estás leyendo: Reflexiones
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 02:13 Hoy

Caleidoscopio

Reflexiones

Federico Ramos

Publicidad
Publicidad

He tratado de plasmar en estas entregas semanales para mi columna Caleidoscopio temas que creo merecen el interés de los lectores del periódico y por ello trato de ser versátil, actual, propositivo, no obstante que cada cabeza es un mundo y uno corre el riesgo de no agradar o provocar animadversión o en muchos casos incluso desprecio por lo que uno escribe. 

Así es el reto de escribir y hay que afrontarlo, guste o no, pero aportando ideas y pensamientos. 


En ese camino recorrido de varios años, siendo aceptado por la dirección editorial de Milenio sin censura y sin recortes, ni siquiera insinuaciones de decir o dejar de decir, he hecho mi trabajo con gusto y hasta con una buena dosis de placer al escribir lo que me plazca, con entera libertad. 

Los temas que he tocado van desde el análisis político e incluso económico de mi ciudad y de mi país, tratando de contribuir a dar explicaciones de lo que acontece y a la vez apuntar escenarios; he tratado de escudriñar los misterios del futuro que nos espera y de leer las claves de los avances científicos y tecnológicos, y con ello, dibujar lo que a mi entender podrá parecerse el mundo dentro de 20, 30 o 50 años, qué tal vez no nos tocará vivir, pero sí lo harán nuestros hijos y nietos, y en ello mostrar interés por acercarse a la verdad y al entendimiento. 

Dejar huella. 


También he incursionado en temas sensibles, no solo a la mente y al corazón de mis lectores o a sus estados de ánimo, pero lo he hecho con la idea de señalar parámetros y referencias del actuar de uno y de los demás, del actuar del ser humano y sus conductas: desde el amor hasta el odio o la indiferencia, del perdón y la benevolencia hasta la maldad y la crueldad con las que a veces, no pocas, se desenvuelve el hombre.

En ocasiones he aprovechado el espacio editorial para reconocer a personas o instituciones por su altruismo y su fortaleza, por su valentía o por alguna otra razón de mérito y nobleza. 

Es el caso de haber escrito sobre “Mentes con Alas” donde mi esposa Patricia participa entregando algo de su tiempo para conseguir una mejor vida para los adultos con parálisis cerebral. 

Es solo una muestra de mis afanes.


federicoramossalas@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.