• Regístrate
Estás leyendo: MACUS
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 13:05 Hoy

Caleidoscopio

MACUS

Federico Ramos

Publicidad
Publicidad

Creo que este espacio, siendo una generosa oportunidad que me brinda Milenio Diario, debe servir para comunicar mis pensamientos, mis ideas y mis sentimientos acerca de lo que pasa en el mundo y en mi país, pero también para escribir, y con ello, dejar constancia de lo que a mi alrededor sucede y me afecta.

Fue por ello que hace una semana escribí sobre la amistad que tengo con dos amigos entrañables y que viven momentos delicados de salud. Escribí que lo que la amistad nos deja como rentabilidad, es lo más relevante e importante que puede recibir el alma de un ser humano y que a veces no valoramos en su justa dimensión.

Hoy nos deja un vacío la partida de mi querido Marco Antonio Portal, quien más que primo era y fue un gran amigo a lo largo de muchísimos años, por donde compartimos, caminando juntos, experiencias, retos, trabajo, aventuras y amigos comunes.

Hoy Macus nos deja un vacío difícil de llenar.

Solo lo podremos hacer honrando su memoria como un ser humano que luchó por su vida a brazo partido, y que a pesar de las carencias, siempre pudo mostrar su cara amable y su bonhomia ante la desventura de la enfermedad maligna que todo lo consume.

Macus mostró su verdadero rostro a lo largo de casi 70 años, y hoy, ante la partida, la muerte, la separación de este mundo, la ruptura, solo corroboró lo que fue: un hombre de bien, de valores y de ideas, de lucha, de amor sin límites a sus hijos David, Lucia y Andrea y de amor solidario con su pareja Maty, a la par que para sus hermanos: Chris, Chela, Ceci y Carlos, quienes le brindaron apoyo irrestricto en todo momento. Una muestra más de solidaridad en este mundo.

Voy con tristeza a su servicio religioso, acompañado de mi esposa Patricia, con quien Macus desarrolló una amistad sin par, y ahí, adentro del recinto sagrado, nos llega de repente la esperanza para celebrar la vida a pesar de la muerte y combatir la tristeza que nos embarga.

La capacidad de convocatoria de Macus es evidente. Su portafolio de amigos es grande y variado y por ahí se comenta como algo natural: “no le conocemos ningún enemigo”

Su partida es parte de nosotros. Al final todos transitaremos por el mismo camino, por lo que mientras tanto celebremos la vida, honrando la muerte de nuestro querido amigo.


federicoramos@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.