• Regístrate
Estás leyendo: Lo que significa ser artista
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 11:53 Hoy

Caleidoscopio

Lo que significa ser artista

Federico Ramos

Publicidad
Publicidad

Para mi esposa:

Asumirse como artista es un asunto delicado. No solo por lo que implica como en cualquier profesión, sino porque ser artista lleva implícito el objetivo de crear, que es lo mismo que recorrer un velo de misterio, como los científicos que descubren cosas o los inventores que desarrollan artefactos. El acto de crear implica muchos retos.

Primero, vencer los obstáculos: no tengo tiempo, no tengo dinero, no me siento creativo, ni siquiera me inspiro; además, la flojera mata.

Sin embargo, asumirse como artista también genera incentivos que combaten los obstáculos: el sentido de creación es un motor poderoso, genera inspiración que es luego premiada con la satisfacción de ver nacer algo; ese “algo” que puede ser una pintura o una joya, donde lo estético manda una señal poderosa al creador. Si se ven las cosas de cerca, los obstáculos y los incentivos no se contraponen, tal vez sean antípodas, pero se atraen mutuamente.

Ser artista es darse permiso para crear, para producir obras de arte, que de entrada puedan gustar o no, o pueden llegar a valer mucho o nada. Por eso el arte es un misterio.

Ha habido artistas que sin ser grandes maestros o virtuosos de un determinado arte, por ejemplo la pintura, venden sus obras a precios muy elevados, cientos de miles de pesos y aún millones, y otros que siendo grandes virtuosos no lograron vender sus obras. Vincent Van Gogh cuyas obras hoy valen cientos de millones de dólares tan solo pudo vender una pintura en toda su vida y murió pobre, sin haber logrado la satisfacción de ver la aceptación mayúscula que hoy tiene el mundo de sus obras.

A pesar de esos fracasos los artistas son innovadores pues dan rienda suelta a su imaginación. Sus obras están inundadas de emoción.

La emoción de crear. A mayor imaginación mejores propuestas saldrán de las manos de un pintor, de un escultor o de una joyera como mi esposa Patricia; y es que se aprende a ver el mundo como si tuviera en sus ojos un microscopio que amplifica en su mente hasta los menores detalle de la vida humana.

Se aprende a ver con los ojos del alma.

¿Es el arte la pasión de alguien? Sí lo es, cuan afortunado es aquel que tiene ese don.


federicoramos@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.