• Regístrate
Estás leyendo: Espejismo o realidad
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 10:19 Hoy

Caleidoscopio

Espejismo o realidad

Federico Ramos

Publicidad
Publicidad

Enero de 1994: se firma el TLC. Ya pasaron 25 años y una generación de mexicanos nacieron y crecieron en ese lapso, que se dijo serviría para vincular el devenir económico de México con el de Estados Unidos, favoreciendo nuestro desarrollo. Pero ¿se cambió para mejorar o para empeorar?

Para responder hay que analizar diferentes variables: el Pib per capita desde entonces crece, pero poco, 1% anual, francamente mediocre. El Gobierno también nos dijo hace 24 años que el diferencial de sueldos con EUA tendería a cerrarse con el tiempo, pero un cuarto de siglo después, los datos dan la espalda a esa promesa.

El salario medio real apenas ha subido un 4% en ese lapso y el diferencial con los vecinos del norte se ha ampliado, lo que significa un yugo para millones de trabajadores mexicanos que cobran salarios menores, de los más bajos del mundo.

Si bien el libre movimiento de bienes y servicios derivados del TLC transformó amplias regiones como el Norte y el Bajío ,que se industrializaron por completo, el Sur por el contrario permanece estancado, lo que abrió la brecha regional de desigualdad, pues parece que México no es un país homogéneo, sino dos: el del TLC y… el otro.


También se prometió que habría fortaleza de nuestra moneda al estar ligados como socios a una nación poderosa; sin embargo, la debilidad del peso frente al dólar ha sido la nota predominante en los 24 últimos años: la divisa mexicana ha pasado de cambiarse a cuatro pesos por dólar, antes de la firma del pacto, a 18 en la actualidad.


El resultado final ha sido mediocre para el país en su conjunto.

Claro, algunos sectores se han beneficiado mucho: los que exportan a Estados Unidos; pero a otros no: sobre todo los de la economía del mercado interno que no les ha ido bien. Igual pasa con las regiones: al sureste mexicano ni el olor a TLC les llega. La verdad es que el piso no ha estado parejo y no se vale seguir condenado a los trabajadores mexicanos a tener siempre salarios bajos. Así es que si Trump quiere irse del TLC, que se vaya, a lo mejor nos va mejor. Tal vez nos obligue a hacer la tarea de manera diferente, de manera realista, sin espejismos.


federicoramos@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.