• Regístrate
Estás leyendo: ¡No permitas que se te vaya la liebre!
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 02:57 Hoy

Negocios en movimiento

¡No permitas que se te vaya la liebre!

Federico D´Kuba

Publicidad
Publicidad

Lamentablemente cuando se le pregunta a un empresario mexicano si lleva contabilidad en su empresa, la respuesta inmediata es que sí. Más adelante afirmará que un despacho contable le prepara la contabilidad fiscal. Esto no está mal, sin embargo, hay que comprender que las regulaciones fiscales están diseñadas para que las empresas paguen impuestos, no para que sirvan como base en la administración de un negocio. Surge entonces otra pregunta: ¿Cómo se toman las decisiones financieras en la empresa? La respuesta más recurrente es: “Como se ha hecho siempre, como lo hacía mi padre” y con base en mi sentido común. Mi opinión personales es que este enfoque no es del todo efectivo. Cuando se profundiza en los números, normalmente elaborados en Excel, de una empresa que exclusivamente elabora contabilidad fiscal, los resultados inevitables, entre muchos otros, serán: que la cartera está repleta de cuentas incobrables, que los inventarios son en su mayoría obsoletos y, que el equipo de transporte que dicen tener, ya ni siquiera existe. Una empresa así, se encuentra al margen de los mercados financieros por lo que dejará en el tintero muchas oportunidades de negocio. Pongo un ejemplo, hace un par de meses, un conocido mío perdió la posibilidad de hacer una fusión con una importante empresa alemana, los ejecutivos germanos estaban totalmente convencidos del producto, del mercado, y del personal de la empresa, sin embargo, en cuanto se dieron cuenta que los estados financieros no estaban en orden, abandonaron de inmediato la negociación. ¿Qué tendrías que hacer para evitar que se te vaya la liebre? Te debes de preparar con antelación. Tienes que hacer un esfuerzo para implementar un sistema de contabilidad financiera que se apegue estrictamente a las Normas de Información Financiera (NIF). Entre otros muchos aspectos, las NIF establecen que el objetivo principal de los estados financieros es que sean útiles para la toma de decisiones, tanto de los usuarios internos y como de los externos de la empresa. Es decir, que sea de utilidad para los administradores y directivos, así como también para los proveedores, banqueros e inversionistas. Es claro que a los alemanes no se les dio ningún elemento objetivo de juicio. Te invito a comprender que los estados financieros son el único vehículo que tienes para comunicar la situación financiera de tu empresa. ¡No permitas que se te vaya la liebre!

Federico D’Kuba es profesor del IPADE.



fchavez@ipade.mx



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.