• Regístrate
Estás leyendo: Transporte público, el reto de las ciudades
Comparte esta noticia
Sábado , 18.08.2018 / 06:08 Hoy

Trayectos

Transporte público, el reto de las ciudades

Fátima Ibarrola

Publicidad
Publicidad

Las restricciones a los automovilistas para no circular, debido a la mala calidad del aire, ha puesto sobre la mesa el futuro del automóvil en las ciudades. ¿Tiene sentido hablar de movilidad, cuando 7 de cada 10 vehículos que circulan en la Zona Metropolitana del Valle de México son particulares y solo representan 1 de cada 10 viajes por persona realizados?

Hoy más que nunca tiene sentido discutir el tema de la movilidad, incentivar el uso del transporte público y minimizar la congestión de las principales vialidades, así como revertir el lamentable hecho que significa invertir entre 1.5 y 3 horas en el traslado de la casa al trabajo.

No existe una solución simple para incrementar la movilidad urbana, las soluciones deberán tener una visión incluyente para responder tanto a las necesidades de las personas, de la economía y del medio ambiente.

Necesitamos mejorar la conectividad entre distintos modos de transporte, promover el transporte compartido y acelerar la adopción de vehículos que utilicen combustibles alternativos.

En la Ciudad de México el índice de crecimiento anual de vehículos es de un millón de automóviles particulares por mil unidades de transporte público, a pesar de que 70% de la población se mueve en unidades de pasajeros.

El transporte público debe ser el medio utilizado por las personas para desplazarse en un futuro no muy lejano y con ello poner fin a los problemas medioambientales y de movilidad.

Para discurir los retos del transporte del futuro, en el año 2008 nace el Congreso Internacional de Transporte (CIT) como un espacio para la discusión y el análisis de las alternativas de solución al inminente colapso vial de las Zonas Metropolitanas en América Latina.

Se trata de un generador de ideas traducidas en acciones que benefician a millones de personas. Desde hace 8 años, el CIT se convirtió en un referente en la agenda de movilidad, transporte y sustentabilidad.

A lo largo de sus ediciones, temas como gobernanza, cambio climático, seguridad vial, eficiencia energética, han sido parte de la discusión del futuro de nuestras ciudades.

Entre las principales aportaciones del CIT a los desafíos de movilidad fue la necesidad de rediseñar un transporte público habilitando carriles exclusivos para autobuses, que fueran sustentables, económicos y amigables con el usuario.

En 2015, el CIT concluyó que la política del transporte debería interactuar con las de desarrollo urbano, vivienda, medio ambiente, energética y social, así como impulsar sistemas de transporte sustentables y adecuarlos a los requerimientos de las ciudades.

La octava edición del CIT–2016 buscará integrar una Política Nacional de Movilidad e incidir en las decisiones de gobierno, para Impulsar sistemas urbanos de transporte sustentables y adecuados a los requerimientos de las ciudades del mañana.

Enhorabuena y saludamos este tipo de iniciativas que contribuyen a contrarrestar los efectos de la contaminación en las personas y mejorar la calidad de vida.

(Con la colaboración de Julián Galicia).

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.