• Regístrate
Estás leyendo: ¿Para qué sirven los derechos humanos en México?
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 08:17 Hoy

Trayectos

¿Para qué sirven los derechos humanos en México?

Fátima Ibarrola

Publicidad
Publicidad

Lo deberíamos de repetir una y mil veces: México y muchos mexicanos lucharon y luchan por lograr un presente y un futuro mejor. Si es así ¿por qué la percepción es fatalista? Nos merecemos vivir de forma pacífica y en armonía. Tenemos el capital humano, las herramientas, incluso, una geografía para lograrlo. No es posible que en pleno Siglo XXI se den casos tan penosos como el de Guerreo y donde a través de un video se hace evidente la brutalidad de dos miembros del Ejército y de dos o más de la Policía Federal. ¿Quién estaba grabando, quién lo subió a las redes y por qué hasta ahora? El general secretario de la Defensa Nacional pidió disculpas, ¡bien! Deploro la tortura en cualquiera de todas sus manifestaciones, castigo a los culpables, sea quien sea, incluso a los norteamericanos y sus formas de "capacitar" y actuar de sus fuerzas armadas y policiacas y Guantánamo remember, que también es tortura.

En 2011 México realizó una reforma en materia de Derechos Humanos, donde se remarcó el respeto a las garantías individuales, además, no se puede restringir ni suspender el ejercicio de los derechos a la no discriminación, al reconocimiento de la personalidad jurídica, a la vida, a la integridad personal, a la protección a la familia, al nombre y a la nacionalidad. Tampoco la prohibición de la desaparición forzada y de la tortura, así como las garantías judiciales indispensables para la protección de tales derechos.

Sin embargo, todos los días somos testigos de actos de crueldad y tortura en distintos puntos del país. Insisto, ¿Por qué tenemos que seguir instancias para que defiendan nuestros derechos humanos? ¿Cuánta gente estará siendo torturada por el crimen organizado o por autoridades en este momento, sin ser expuestas en Youtube?

No olvidemos que los derechos humanos surgieron como producto de una sociedad devastada por la segunda guerra mundial. El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, con el ideal de garantizar la igualdad a todos en el mundo.

Si bien, la naturaleza de los derechos humanos se dimensiona en tres elementos: ética, jurídica y política, esto nos hace entender que sirven para defendernos de los abusos de poder. A 68 años de esta declaración parece ser una utopía, principalmente en países subdesarrollados como el nuestro, donde no se pueden esclarecer casos de violencia y muerte como el de Ayotzinapa.

Se comprende que los padres de los 43 estudiantes desaparecidos estén en la búsqueda de indicios, como madre lo entiendo, pero ya todo se complicó y politizó. Exigen que las nuevas líneas de investigación aportadas por la Comisión de Derechos Humanos Nacional sean investigadas. Mientras tanto el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos está a punto de terminar su contrato el 30 de abril.

¿Por qué en México siempre estamos buscando a extranjeros que nos digan lo que está pasando? Algunos solo vienen a enriquecerse, sin importar el objetivo. ¿Por qué no se sabe nada de los estudiantes desaparecidos, no se supone que los miembros del GIEI tienen que dar la respuesta? ¡Para eso los trajeron!, ¿no?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.