• Regístrate
Estás leyendo: No todo es blanco, no todo es negro
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 22:44 Hoy

Trayectos

No todo es blanco, no todo es negro

Fátima Ibarrola

Publicidad
Publicidad

Ya lo decíamos en la columna pasada, que diría Paco Ignacio Taibo I acerca de que se cambiara una ley para beneficiar a su hijo. No, fue peor: Paco II se inmoló con sus propias palabras y perdió lo más valioso: la reputación. Así se inició un fin de semana histórico lleno de simbolismo y vivencias nunca vistas. No hay fecha que no se llegue y la toma de posesión de López Obrador ya sucedió: en ella dos larguísimos discursos, repetitivos, llenos de promesas donde se nos dice qué, pero no cómo. ¿los cumplirá? ¡lo dudo!

En el primer discurso de “su presidente” -porque yo no lo siento mío, atacó al neoliberalismo y se centró en quienes trajeron la inequidad al crecimiento económico en nuestro país. Nos llevó a recordar que en México desde los años cuarenta y hasta los setenta se lograban de seis a ocho puntos de crecimiento, y de cómo los gobernantes deterioraron esto hasta este momento. Sin embargo, yo quiero recordar aquí que todo comenzó con las medidas populistas propuestas por Luis Echeverría Álvarez, y luego el neoliberalismo, que llegó con De la Madrid, fue a la búsqueda de un deseo que tenemos todos: el de mejorar nuestras vidas, y aquí si es importante que entendamos que en México somos aspiracionales, a la gente, aún a los menos favorecidos nos gustaría tener una casita, un automóvil, bienes, bueno a los argentinos les gustaba Eva Perón, y ella era sus joyas, su estatus, así en México, lo que motivó ese neoliberalismo en tiempos de López Portillo fue Jorge Díaz Serrano quien entró en la Cámara de diputados anunciando: -¡somos ricos, refiriéndose al descubrimiento de yacimientos petroleros, y de allí los préstamos, y de allí la venta de la banca privada; la caída de los precios del petróleo y la caída del sueño aspiracional para todos. Hoy su presidente muestra actitudes soberbias y nos deja verlo mientras es ungido, cual rey prehispánico, como a un tlatuanimexica, ¡qué le piden Moctezuma o Cuauhtémoc, López Obrador ya se ha erigido, como yo nunca lo vi, como el elegido por nuestros pueblos! En fin esos aires de, literal, baño (sagrado) de pueblo están abriendo ya expectativas y promesas en la población que esperemos medianamente cumpla, quien asegura, será capaz de dobletear la pensión de adultos mayores, aún a los del IMSS o ISSSTE. ¡eso yo lo quiero ver, constante y sonante! Por lo pronto como decía mi abuelita:¡lo dejamos al tiempo, al tiempo!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.