• Regístrate
Estás leyendo: ¿No que no?
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 02:09 Hoy

Trayectos

¿No que no?

Fátima Ibarrola

Publicidad
Publicidad

No cabe duda que Hollywood disfruta destrozar el mundo. Es más redituable ofrecer una película apocalíptica que una historia de paz y esperanza. Seamos realistas, la mayoría de los filmes que creímos que eran ciencia ficción formaron parte de la realidad: terremotos, volcanes, meteoritos, tormentas, cambio climático, guerras, inventos científicos y destrucción masiva.

Me viene a la mente la película "Guerra Mundial Z", en la que se plantea el sobrevivir ante un ataque zombi, casos de muertos vivientes y el destape de toda la información secreta que ha ocultado el gobierno; sin duda una película que muestra cómo la humanidad podría extinguirse.

Estoy casi segura que esta película ha sobrepasado la realidad. Podría ser alentador que existiera alguien que al igual que Gerry Lane, un empleado de las Naciones Unidas, viajara por el mundo en una carrera contra el tiempo y detuviera a los zombis que amenazan acabar con la humanidad.

La ciencia ficción superó la realidad. El primero de marzo de 2016, escribí la columna "La incongruencia del precandidato estadounidense de origen alemán..."; lo que para algunos parecía ser algo burdo, se está convirtiendo en realidad. El millonario Donald Trump está a punto de perfilarse como candidato republicano y pelear en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre en Estados Unidos.

Aunque su popularidad no es del todo positiva, hay que reconocer que tiene miles de seguidores, algo que realmente aterra, sobre todo cuando su campaña se ha enfocado a discriminar a los migrantes y dar discursos políticos polémicos y ridículos que fuera de parecer una campaña política parece más un reality show televisivo.

Pero al igual que las películas hollywoodenses, sus polémicas declaraciones respecto a diversos temas, entre ellos el muro que quiere instalar en la frontera con México y la prohibición de ingreso al país de musulmanes, podría ser el resultado del voto que le den los estadounidenses e hispanos que le siguen como si fueran muertos vivientes, que se mantienen en la ignorancia y odio hacia el resto de la humanidad.

Aunque no todos están de acuerdo a que Donald Trump sea el sucesor de Barack Obama, parece imposible detener a los zombis que siguen a este hombre, como si fuera un filme apocalíptico.

Tenemos miedo de que llegue a la presidencia de Estados Unidos. No es para menos, pues como si se tratara de algo gracioso se ha encargado de alimentar el odio de estadounidenses que están hartos de los hispanos que viven en ese territorio, algo realmente serio y preocupante si vemos que solo quedan 6 meses para conocer el nuevo rumbo de la población mundial. Tal como lo dijo Barack Obama: "Nos encontramos en un momento serio y este es realmente un trabajo serio", "Esto no es entretenimiento; esto no es un reality show". ¿Hasta cuándo dejará de ser redituable el odio y la destrucción?

Solo me queda felicitar a las madres mexicanas en este 10 de mayo, mis mejores deseos para ustedes.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.