• Regístrate
Estás leyendo: Los altos mandos, en duda
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 10:36 Hoy

Trayectos

Los altos mandos, en duda

Fátima Ibarrola

Publicidad
Publicidad

Cifras presentadas por el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC) en el documento “Reporte sobre delitos de alto impacto”, colocaron al año 2017 como el año más violento de los últimos tiempos en nuestro país.


El ONC cita en su documento de investigación, que El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) actualizó la información de incidencia delictiva hasta octubre de 2017 y como parte de los resultados, se encontró que, en México, “lamentablemente suben prácticamente todos los delitos” en el periodo de análisis.


Como parte del Reporte sobre delitos de alto impacto, sobresale que de enero a octubre de 2017 (comparado contra el mismo periodo en 2016) se aprecia que creció 22.4% el homicidio doloso; 3.4%, el homicidio culposo; 3.8%, el secuestro del fuero común; 11.3%, la extorsión; 36.7%, el robo total con violencia; 31.7%, el robo a negocio; 15.2%, el robo de vehículo; 1.4%, el robo a casa habitación; y 29.9%, el robo a transeúnte. 


¿Ante estas desastrosas cifras, cuál será el trabajo que deberá desarrollar un gobierno que quizá con poca experiencia en temas para reconstruir un país inmenso en la violencia y en manos de la delincuencia organizada?


Para ello las instituciones de seguridad nacional como la Sedena y la Semar, cuyas designaciones tienen participación en mandos militares, jugarán un papel predominante en acciones destinadas a mantener y resguardar la integridad, seguridad y estabilidad del Estado mexicano.


Ante un cambio de gabinete del cual ya se ha realizado el anuncio de los encargados de las distintas secretarías, se espera que en los siguientes días Andrés Manuel López Obrador dé a conocer a los responsables de las fuerzas armadas, en este sentido, el virtual presidente electo ha mencionado que respetará los usos y costumbres de la milicia para definir a quienes serán los nuevos encargados de la seguridad nacional.


“Habrá una terna de cuatro” se rumora, para ocupar los altos mandos, ¿Nombres? Yo me los sé, pero me los guardo.


Para instancias de interés nacional, hay que rogar para que el seleccionado no sea aquel que tenga más amistades y compadrazgos, ya que la seguridad de una nación va más allá de quién ocupe determinado cargo. La experiencia y sobre todo la honestidad son valores que no deben dejarse a un lado para una elección que tiene en sus manos la vida de 120 millones de mexicanos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.