• Regístrate
Estás leyendo: “Ahí les dejo al tigre…”
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 07:56 Hoy

Trayectos

“Ahí les dejo al tigre…”

Fátima Ibarrola

Publicidad
Publicidad

México es más grande que todos sus retos, está vivo, palpita, es vibrante; de pronto se enferma, sufre accidentes, pero se recupera, se levanta, camina, avanza, retrocede, pero va y va.

Nadie puede erigirse como "salvador de la patria", la historia lo demuestra.

Todos somos mortales, lo único que podemos hacer es dar lo mejor de nosotros mismos.

¿El tigre?

¿Quién se cree Andrés Manuel López Obrador al amenazar o advertir que sin él se despertaría el México bronco?

Por desgracia, ese ya está aquí, los muertos de los que sabemos cotidianamente por los medios de comunicación lo corroboran.

De ahí que se requiere de programas gubernamentales que incidan en todos los focos rojos afín de abatir la creciente descomposición social, y eso solo se podrá lograr con un gobierno sensato, incluyente, prudente, humano y que no confronte.

En todo caso "el tigre", sus "tigres" él los ha alimentado (con "su mafia del poder", "el secretario de la Defensa matraquero", "al diablo con las instituciones", "los Fifis", su "amnistía al narco" y "si pierdo me voy a la ch...y un gran etcétera).

¡Cuidado!

Hay muchos tigres en nuestro país y en el extranjero hay peligrosos elefantes, osos, dragones y un sinfín de animales salvajes.

Ahora bien, yo quisiera pensar que no hay tigres, que debiéramos ser, en todo caso, un águila que vuela surcando los cielos, a veces con vientos a favor y a veces en contra, la vida va.

México deberá superar todos los obstáculos sin necesidad de obstinados mesías.

Lo que necesitamos es educación, sentido común, solidaridad; el que los adversarios de México, internos y externos, conscientes e inconscientes entiendan que todo esto que tenemos es:

La Patria, misma que nos fue heredada para engrandecerla y pasarla a futuras generaciones.

¡No señor López, usted no es el gran salvador de esta gran nación!

Muchas personas le temen y no de gratis, su lenguaje e "ideas" distan mucho de un líder que domine esta "águila".

Vivimos entre la rabia y el miedo en este momento, lo que menos necesitamos es avivar el temor.

¡No me amenace señor!

¿Por qué no quiere debatir?

¿Por qué no nos dice, abiertamente cómo y quién le ha dado recursos para estar en campaña casi dos décadas, a qué le teme?

No navegue con bandera de mártir y salva patrias, es usted un doble cara, denostando siempre, pero eso sí, con "amor y paz", con su "falsa República del amor".

Está en disputa el hoy y el futuro de la nación donde las amenazas no caben, solo las propuestas.

Falta poco para las elecciones y todo puede suceder, como que usted pueda ganar o perder...

Solo habrá un ganador y éste deberá aceptar la voluntad y decisión del pueblo.

El águila vuela y vuela alto.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.