• Regístrate
Estás leyendo: ¡A mí que me expliquen!
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 07:52 Hoy

Trayectos

¡A mí que me expliquen!

Fátima Ibarrola

Publicidad
Publicidad

Hice el intento de que mis amigos servidores públicos en Facebook me contestaran ¿qué pasará con los cambios de sede de las secretarías de Estado en el gobierno recién electo? ¿Cuál sería la estrategia adecuada para movilizar desde la Ciudad de México cada una de las secretarías de Estado y a sus trabajadores? Sin embargo, recibí todo tipo de opiniones tanto en favor como en contra de esta primera propuesta de Andrés Manuel López Obrador, pero ninguna vino de los funcionarios de gobierno; se desató, como está sucediendo por estos días, una polémica en torno a la llegada a la presidencia de México de la izquierda, pero nadie respondió a mi pregunta después de todo.


Recuerdo muy bien que en los años setenta en mis programas de radio me tocó entrevistar a funcionarios de todos los niveles: senadores, gobernadores, secretarios de estado, presidentes municipales, y justo fue respecto a este tema: la descentralización de las secretarías (propuesta nacida desde entonces); en esas fechas como ahora todos estaban de acuerdo, sin embargo la implementación de este proceso de traslado de las dependencias fue un dicho, mas no un hecho.


En aquellos años se me decía por ejemplo, que la Secretaría de Marina iría a Veracruz, la de Turismo a Cancún, la de Agricultura a Sonora; en aquel tiempo las propuestas parecían correctas, pues las ciudades que serían sedes de las dependencias estaban menos pobladas y no existían los problemas de violencia y sociales que hoy hay en estas plazas nacionales.


En política lo más importante es darle al clavo en tiempo y forma; es decir, lo correcto es desarrollar estas propuestas en el tiempo y circunstancias correctas. Los jóvenes deben saber que toda esta propuesta data de hace treinta y tantos años, y para quienes ya vivimos esta historia nos parece que lo estamos haciendo a destiempo.


También en el proyecto de López Obrador se contempla la propuesta de reducción de personal y austeridad gubernamental, y aquí se ha anunciado ya que quedarán fuera de sus puestos de trabajo de toda la vida, más de doscientos mil burócratas. 

Yo sólo me pregunto: ¿qué va a ser de esos ex empleados, dónde se van a colocar, de qué van a vivir? ¡A mí que me expliquen! El fomento al empleo debe ser una prioridad gubernamental, con esta decisión se dejarán a miles de bocas sin comida.


En cuanto al Estado Mayor Presidencial, colegido que se ha hecho cargo de la seguridad del poder ejecutivo desde hace 105 años, el candidato electo ha anunciado que ellos se irán a sus cuarteles… ante este anuncio supongo que los diplomados militares estarán muy felices… ¿no sé qué significa todo esto? ¿Será una reminiscencia de Andrés Manuel, quien por cierto, tiene mi edad, en un recuerdo de Tlatelolco? Claro esto es una hipótesis, porque junto a él únicamente quiere civiles, él no quiere a los verdes en su entorno. 

Mi hipótesis es que AMLO no puede soltar el pasado.


Se llega la hora de cristalizar las propuestas del virtual ganador y yo pido que alguien me explique ¿cómo sucederá esto? ¿A caso habrá migraciones masivas de burócratas? Aun siendo gradual, no deja de ser un cambio de vida para las familias completas de los trabajadores. 

¡Qué alguien me explique cómo lo harán! ¿Los votantes sabrían lo que vendrá? porque yo no, ¡a mí, que alguien me explique!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.