• Regístrate
Estás leyendo: Y ahora... ¿propagandas negras?
Comparte esta noticia

Opinario

Y ahora... ¿propagandas negras?

Fabián Rodríguez

Publicidad
Publicidad

Para muchos analistas, las campañas políticas tienen dos cierres “de facto” en el sentir de la población: el primero se realizó hace dos días en el último debate presidencial en donde según las mediciones, fue el que menor raiting tuvo de los tres organizados por el Instituto Nacional Electoral y en el que vimos a un Andrés Manuel López Obrador seguro, con tintes de ironía y presumiendo sus 30 puntos de ventaja que serán, seguramente, son los que le darán su tan anhelado triunfo después de 18 años de propaganda política (recordemos que haber estado en la Jefatura de Gobierno del entonces Distrito federal, también cuenta como proselitismo no oficial).

El segundo cierre “de facto”, aseguran, se realizará hoy con el inicio del Mundial Rusia 2018 y en el cual los mexicanos, y en este caso los mexiquenses, mantienen una desilusión de “avanzada” por los últimos escándalos y fracasos de la Selección Mexicana. De una u otra forma, el mensaje que los actores políticos pudieron o no hacer hacia el electorado para convencer su voto está hecho, lo que viene ya no tendrá influencia en el sentir del voto.

Por ello, en el Estado de México vimos unas campañas particularmente especiales en la historia de los comicios mexiquenses: las primeras reelecciones de alcaldes. Las de Diputados federales y locales tienen una connotación especial: fueron fugaces, sin propuestas y enganchándose todas al termómetro de los candidatos presidenciales, consecuencia de los últimos “efectos nacionales”.

Ante ello, son preocupantes los panfletos que hace unos días se distribuyeron en Metepec, material “sucio” con la expresión más baja en la forma de hacer política, esta vez en contra de la candidata del PRI a la alcaldía de este Pueblo Mágico, Carolina Monroy Del Mazo.

Entre dimes y diretes, morenistas, priistas y hasta Verde Ecologistas supuestamente implicados, se echan la culpa unos a otros. En este tenor, las preguntas son: en estos últimos 16 días de campaña ¿veremos el inicio de la verdadera guerra negra interpartidista en contra de los punteros de los comicios, en cada alcaldía o distrito? ¿En eso invertirán ahora los partidos políticos? Ayer, la detención de una pareja un automóvil con placas de otro estado que en su interior cargaba más carteles en contra de Carolina Monroy, hace suponer que sí y por último ¿las Fiscalías de Delitos Electorales, en sus distintos ámbitos, podrán contenerlos? Todo queda en el tintero.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.