• Regístrate
Estás leyendo: Del Mazo, civilidad electoral
Comparte esta noticia
Miércoles , 16.01.2019 / 18:43 Hoy

Opinario

Del Mazo, civilidad electoral

Fabián Rodríguez

Publicidad
Publicidad

Dos meses después de que el gobernador Alfredo Del Mazo Maza se pronunciara, en la tierra en la que una vez fue alcalde, Huixquilucan -y que hoy representa uno de los bastiones del PAN en la entidad- es menester enfatizar el llamado a la civilidad que el propio mandatario mexiquense hizo hacia la ciudadanía del Estado de México.

A unas cuantas horas de que oficialmente inicie la veda electoral y las instituciones oficiales no puedan difundir logros y acciones gubernamentales, el discurso que pronunció en enero pasado resulta a todas vistas relevante, por sus connotaciones electorales y sociales.

Enfatizó la importancia de, como entonces en Huixquilucan, lograr ahora "poner a un lado la diferencia partidista que pudiera haber", para que antes que cualquier tema de partido, "nos pusiéramos a trabajar de la mano".

Aprovechando ese espacio en "su tierra", expresó la importancia de que en marcha proceso electoral que culmina este año y donde seguramente habrá efervescencia, "debemos todos y todas tener un gran respeto, una gran responsabilidad, una gran civilidad, para que independientemente de la dificultad que implica un proceso electoral y la efervescencia que se genera", puedan los servidores públicos y en particular él como gobernador, "seguir dirigiendo los rumbos del Estado, generando un ambiente de paz, de tranquilidad, de respeto, para que haya las inversiones, la tranquilidad y el empleo que requiere el Estado de México.

Ejemplificó que posiblemente Huixquilucan sea la tierra mexiquense donde haya más efervescencia política, simplemente porque son dos fuerzas políticas distintas gobernando: una la municipal y la otra el gobierno del Estado.

Mas el discurso del gobernador en su tierra, bien puede generalizarse a toda la geografía mexiquense, donde muy posiblemente a partir de este próximo domingo, la efervescencia electoral se acreciente día con día en proporciones todavía impredecibles, pero que algunos temen pudieran alcanzar niveles hasta violentos, que es claro el gobernador, con su advertencia, intenta atemperar.

El llamado a la civilidad del gobernador no solamente es pertinente, sino asaz necesario en el Estado de México, toda vez que su geografía, durante el actual proceso electoral seguramente se verá transformado en arena de agudas reyertas políticas tras los espacios de poder en pugna, municipales, estatales y federales, donde los partidos políticos, coaliciones y candidatos independientes, no escatimarán recursos ni discursos, para reducir las posibilidades de los adversarios y acrecentar las propias, quizás utilizando diatribas y descalificaciones que pudieran generar hasta enfrentamientos sociales o violencia pre y post electoral. Ojalá no.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.