• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 16:56 Hoy

Estado de Derecho

Saqueos

Fabián Pulido

Publicidad
Publicidad

No nos distraigamos. Es su objetivo.

¿Quiere usted ver saqueos y turbas de verdad? Escriba en YouTube "1992 Los Angeles Riots: The Rodney King Beating", "Rodney King riots dramatic news clips 1992" o "Baltimore Riots 2015 A Compilation All Angles Freddy (SIC) Gray". Esos, son disturbios.

Los dos primeros muestran las protestas y robos por el veredicto que absuelve a los cuatro policías blancos involucrados en la golpiza hacia el taxista negro Rodney King en Los Ángeles, California. El último, presenta la violencia que desata la muerte de un joven en 2015, Freddie Gray también afroamericano, mientras era sometido por policías (blancos) de Baltimore, Maryland.

No se confunda, no estoy minimizando los #SaqueosEnMéxico ni mucho menos deseando que hubieran estado a la "altura" de aquellos en Baltimore. Lo que escribo es que las acciones, aunque desconcertantes, no muestran las características comunes de una verdadera comunidad enardecida reclamando o aprovechándose de una situación en particular para robar con total violencia.

Al grano. Nada cae mejor en estos momentos que un distractor efectivo para desviar la atención de acciones gubernamentales como el mal llamado "gasolinazo" (por nombrar sólo uno) o, para lo que viene.

Les llaman "grupos de choque" y son efectivos para infiltrarse en movimientos o marchas legítimas o para provocar a otros que por necesidad o ignorancia se suman a la rapiña e involuntariamente al objetivo: distraer.

Los que saben de seguridad dicen que por ello las acciones de este tipo se llevan a cabo en colonias marginadas donde hay probabilidades de inspirar al hurto. No, no digo que las personas con economías limitadas sean ladrones o deshonestos pero sí, en algunos, la necesidad sumada a la falta de instrucción los lleva a la conformación de bandas dedicadas al crimen callejero o convierte a los incautos en saqueadores del momento. ¿No me cree? Vea como se ríen jóvenes, hombres y mujeres mientras corren con una pantalla en sus brazos, pura ingenuidad.

Ahora, si las cosas se tornan violentas, violentas de verdad como en Baltimore o en Los Ángeles, es porque la táctica de choque se ha salido de control. Y entonces sí empiezan a sumarse los que verdaderamente están hasta la madre de la clase política en este país y del engaño heredado por décadas.

Antes de entrar en pánico ante eventos como estos, los saqueos, pregúntese, ¿por qué? ¿Para qué? ¿Quién se beneficia más además de aquella señora naif que corre con cajas de Gansitos muerta de la risa?

Las apariencias engañan. El día que este país se levante en serio cansado de tragar atole, la menor preocupación será el saqueo de camiones y de tiendas de autoservicio.

Twitter: @FApulido

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.