• Regístrate
Estás leyendo: El circo
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 14:27 Hoy

Estado de Derecho

El circo

Fabián Pulido

Publicidad
Publicidad

En tiempos de crisis, la gente enseña lo mejor o lo peor de sí. Tratándose de políticos, si son aquellos que no cumplen con el perfil real de servir, el cobre es lo primero que salta como acróbata por el aire, apenas se abre la cortina del decadente show circense.

Ya en tiempos electores, de manera oficial, empiezan en Puebla "las compras de pánico" sobre todo del grupo comandado por Moreno Valle, que ya no saben por dónde buscarle para tratar de asegurar la alcaldía de Puebla. Por más que le escarban como el mago hacia el sombrero, no logran descubrir perfiles adecuados que, además de ganar la capital, le sumen votos a Martha Erika Alonso, quien parece ser, hasta el momento, la elegida para conservar el gobierno poblano.

El nerviosismo es tal en el grupo morenovallista que se habla ya de un acercamiento con Eduardo Rivera, su hasta entonces antagónico. Y es que haberle ofrecido la candidatura para el ayuntamiento poblano le permite a esta célula en el poder, asegurar una de las capitales más importantes del país y sumar, por mucho, votos para el proyecto con Martha Erika. Lalo, sin embargo, (reportan fuentes) ha dicho "no" y con palabras más, palabras menos: "Sería incongruente de mi parte sumarme a un grupo que he criticado y con quien no concuerdo en sus formas de hacer política". Aquí, los malabaristas de Moreno Valle se fueron de bruces y sin red de protección. Eduardo, por el contrario, contenido.

Pero éste es un circo de tres pistas y del horror. En el otro lado del escenario la ansiedad, el nerviosismo del grupo morenovallista se proyecta con la actual campaña sucia orquestada en contra de Alejandro Armenta; un obscuro truco impulsado desde el poder que sólo ha expuesto los activos del expriista, activos que pronto pasarán a las arcas electorales de Morena, mientras embarra de paso a los débiles medios de comunicación poblanos, sobre todo a los televisivos, que sumisos agachan la cabeza para después levantarla pomposamente sólo para leer el teleprompter. Vaya espectáculo.

Y en la tercera y última pista los independientes, que no han terminado de enseñar su juego pero puedo asegurarles que tienen buena mano y un gran as bajo la manga. Pero esto, esto me lo guardo sólo para sumar un poco más al nerviosismo de los panistas, neopanistas y payasos (de este gran circo del horror).

Twitter: @FApulido

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.