• Regístrate
Estás leyendo: Enorme, el potencial de la relación con México
Comparte esta noticia

Columna de Ezequiel Sabor

Enorme, el potencial de la relación con México

Ezequiel Sabor

Publicidad
Publicidad

Hoy se celebra un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo, que desembocó en el Primer Gobierno Patrio de lo que hoy es mi país, la Argentina. Hace 208 años, el 25 de mayo de 1810, los habitantes de ese territorio del sur del continente americano comenzaban a diseñar un proyecto común, anclado en la imperiosa necesidad de ser libres.

Hoy, nuestro anhelo, como país y como región, sigue siendo la construcción de un futuro sobre la base de intereses compartidos, de las coincidencias que nos hacen argentinos y americanos, y de nuestras esperanzas de transitar siempre hacia un camino de desarrollo y progreso. La celebración del 25 de mayo encarna el nacimiento de un proyecto de libertad y de independencia, de determinación y patriotismo, de búsqueda de una identidad, de los sueños e ilusiones que dieron forma a la República Argentina.

Cuando el presidente Mauricio Macri me invitó a desempeñarme como su embajador en México, me invadió toda esa carga emocional que significa representar a la Argentina y a los valores que son el germen de nuestro nacimiento como nación y que recordamos cada 25 de mayo. Valores que se encontraron también presentes en el momento del surgimiento de México.

Ese origen común nos ha legado un idioma y una idiosincrasia que nos acerca y nos une. Argentina y México deben buscar en esos rasgos compartidos el ímpetu para fortalecer esos vínculos de amistad que forjaron nuestros pueblos y para construir una relación todavía más sólida y más fecunda. Nuestros países tienen potencial para, juntos, crecer mucho más y más fuerte.

En el momento en que el presidente me designa como su embajador en este querido país, me transmitió también su visión sobre lo que debería ser la relación con México, ubicándolo como uno de sus objetivos prioritarios en política exterior, y encomendándome de manera precisa procurar darle densidad a esta relación de histórica amistad.

La tarea encomendada está planteada, entonces, de manera multidimensional. Desde lo político, profundizar aún más los vínculos y el diálogo con las autoridades de todas las áreas, pero también con todos los actores del quehacer político local para encontrar los puntos en común que nos abren las puertas a una mayor cooperación en los planos bilateral, regional y multilateral.

En el área cultural, me propongo mantener el alto estándar de la presencia de la cultura argentina en México, facilitada por la inmensa cantidad de argentinos que han sido acogidos de manera generosa por este país. Y en lo que se refiere a nuestra relación económico-comercial, procuraré incrementar el intercambio comercial a través de la apertura del mercado local para los productos argentinos, y fortalecer el flujo bidireccional de inversiones.

El potencial de la relación de la Argentina con México es enorme y me esforzaré, de manera incansable, para alcanzar acuerdos que beneficien de manera concreta a los ciudadanos de nuestros países.

*Embajador de Argentina en México

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.