• Regístrate
Estás leyendo: Desigualdad y democracia
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 15:03 Hoy

Columna de Esteban Picazzo Palencia

Desigualdad y democracia

Esteban Picazzo Palencia

Publicidad
Publicidad

En el desarrollo sustentable, en la parte social, se reivindica entre otras cosas que debe existir equidad distributiva y una amplia participación política. Es decir, se tendría que equilibrar la creación de riqueza con la distribución de la misma, además de ser un proceso democrático, descentralizado y pluralista. En el caso de México, este tipo de desarrollo aparece como propósito en el Plan Nacional de Desarrollo del gobierno actual y, por tanto, se ha diseminado en documentos y proyectos de secretarías de Estado, entidades federativas y muchos municipios. Pero cuando se contrasta el propósito con los resultados, se puede decir que fue más un eslogan que una finalidad, pues a nivel internacional somos uno de los países con mayores niveles de desigualdad, condición evidente cuando con cifras oficiales se señala que 53.4 millones de personas viven en condición de pobreza. En cuanto a lo segundo, D. Acemoglu y J. Robinson señalan que en regímenes que se comportan como el nuestro, algunas élites pueden ejercer el poder para establecer las instituciones económicas que prefieren, y se preguntan: ¿estarían interesadas en cambiar las instituciones políticas para hacerlas más pluralistas? Su respuesta es que no, dado que esto solo diluiría su poder político, haciendo que sea más difícil, tal vez imposible, que estructuren las instituciones económicas para promover sus propios intereses. Y anticipan que las personas que sufren de este tipo de régimen no deberían esperar que los gobernantes y sus allegados, que son parte del sistema, cambien voluntariamente las instituciones políticas y redistribuyan el poder entre la sociedad. Dicha situación es la que observamos en estas elecciones: la lucha entre una élite que anticipa que, en caso de perder sus candidatos frente al único que tiene una propuesta o discurso diferente, tratarán de bloquearlo, pues vislumbran la pérdida de privilegios económicos. Recordemos, en este sentido, que los patrones de desarrollo que perpetúan la desigualdad no son sustentables ni vale la pena sostenerlos.

JOSÉ RAÚL LUYANDO CUEVAS
sociedad.sustentable.iinso@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.