• Regístrate
Estás leyendo: Manual para lograr que las autoridades hagan su trabajo
Comparte esta noticia
Martes , 14.08.2018 / 19:27 Hoy

Columna de Esteban Illades

Manual para lograr que las autoridades hagan su trabajo

Esteban Illades

Publicidad
Publicidad

La semana pasada, Molotov, uno de los grupos más importantes de rock mexicano, tenía programado un concierto en Morelia. Cuando el camión que llevaba sus instrumentos, micrófonos y amplificadores atravesaba el Estado de México fue detenido por un comando armado. Los asaltantes, que llevaban armas largas, golpearon al chofer y se llevaron el equipo, con valor superior a los 200 mil dólares.

El concierto fue cancelado y Molotov compartió en redes fotos y un listado de los instrumentos que les robaron; la noticia se volvió viral.

Una semana más tarde, el grupo tenía todo el equipo de regreso. La Fiscalía del Estado de México se lo había devuelto en tiempo récord. Eso sí, sin detener a una sola persona por el delito.

Meses antes, la NFL anunció que dos de los jerseys que Tom Brady había usado en partidos de Super Bowl habían sido recuperados en México tras desaparecer de los vestidores de su equipo. No pasaron ni dos meses para que las autoridades mexicanas —bajo presión del FBI— encontraran al culpable del robo y le devolvieran los uniformes a Brady.

Hace poco menos de un año, una mujer se arrodilló frente al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Le imploró que ayudara a encontrar a su hija, que llevaba cinco días secuestrada. A la mañana siguiente el gobierno federal anunció que la había rescatado y que estaba sana y salva.

¿Qué tienen en común estas tres historias? El miedo a ciertas consecuencias. Que el robo a Molotov le quite votos al PRI en una elección crucial para el futuro del partido; que el robo a Brady dañe la de por sí frágil relación con Donald Trump, quien es su amigo cercano; que la imagen de una mujer hincada en súplica frente a un precandidato presidencial circule por el mundo entero.

Ese miedo es de las pocas herramientas que todavía funcionan aquí. Para nuestros políticos y su gran ego, imagen y percepción son lo único que importa.

Lamentablemente solo así se puede conseguir que en este país los gobernantes hagan lo que deben: su trabajo.

Twitter: @esteban_is
Facebook: /illadesesteban

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.