• Regístrate
Estás leyendo: La Fiscalía General de la República, rehén de los partidos
Comparte esta noticia
Lunes , 20.08.2018 / 02:40 Hoy

Columna de Esteban Illades

La Fiscalía General de la República, rehén de los partidos

Esteban Illades

Publicidad
Publicidad

Adías de que empiece el nuevo periodo legislativo, el gran tema a discutir (es un decir) será la designación del primer fiscal general de la República. La nueva figura, aprobada vía reforma constitucional hace tres años, sustituirá al actual procurador y lo hará por periodos de nueve años.

Uno pensaría que el nombramiento, dada la duración y responsabilidad que conlleva —la idea detrás de la reforma, se dijo en su momento, era crear una fiscalía independiente—, sería un asunto de suma importancia para el Senado, órgano encargado de elegir al nuevo fiscal.

Y de importancia es para ellos, pero por motivos distintos. Ningún partido ha dado señales de querer presentar candidatos. Mucho menos de hacer foros o consultas a ciudadanos. La única discusión es si el actual procurador, Raúl Cervantes, senador con licencia del PRI, antes su abogado y dos veces su diputado, reúne votos suficientes para el puesto.

El nombramiento depende de un pleito político dentro del PAN que no involucra a la sociedad en lo más mínimo. Desde hace días, cuando la prensa publicó varias notas que ponen en duda el origen del patrimonio de Ricardo Anaya, existe una rebelión de senadores contra él, por éste y otros motivos, como su posible candidatura presidencial.

Entre las consecuencias de la rebelión está la desbandada respecto al nombramiento del fiscal. Lo que parecía un voto seguro en su contra ahora está en entredicho porque varios panistas negocian pactar con el PRI para que Cervantes sea el elegido, con el solo fin de reventar a Anaya.

Anaya, cabe recalcar, hoy predica independencia, pero en su momento ayudó a planchar el camino para que Cervantes fuera aspirante único al cargo.

La Fiscalía General, que junto con su nuevo órgano, la Fiscalía Anticorrupción, ha sido presentada como un cambio de paradigma en la impartición de justicia en el país, no es más que otro botín.

Y mientras se reparte entre unos pocos, México y sus instituciones se convierten, por enésima vez, en rehenes de los partidos.

Twitter: @esteban_is
Facebook: /illadesesteban

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.