• Regístrate
Estás leyendo: El Ejército y el ‘huachicol’
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 14:20 Hoy

Columna de Esteban Illades

El Ejército y el ‘huachicol’

Esteban Illades

Publicidad
Publicidad

Hace un par de días circularon videos sobre el enfrentamiento entre pobladores de Palmarito, en Puebla, y el Ejército mexicano el 3 de mayo. En uno, un civil con chaleco antibalas y arma larga dispara por la espalda contra un militar y lo mata. En otro, un castrense le pega un tiro de gracia a un detenido.

Faltan dos cosas muy importantes por saber: por qué los militares no desarmaron y dejaron ir a un hombre que segundos después mató a un soldado. Por qué un militar ejecutó al detenido.

Ambos temas deben aclararse, y pronto, en la investigación que ha iniciado la Procuraduría General de la República.

En lo que esto sucede es necesario hablar de algunas de las causas de esta tragedia en la que murieron cuatro militares y seis civiles.

La primera es el huachicol. Durante décadas se dejó que creciera el robo de combustible en Puebla, hasta que se desbordó en 2016. En comunidades tan marginadas como las del Triángulo Rojo el crimen se ha convertido en una opción viable. Hoy las economías locales giran en torno al robo de gasolina.

La segunda es una que nadie, durante una década, ha intentado resolver con seriedad. Se trata de un ejército que lleva 10 años en las calles en funciones que no le corresponden y para las que no está entrenado. Esto lo ha dicho el propio secretario de Defensa.

Cuando inició la guerra se pensaba que los militares estarían en el frente en lo que se llevaba a cabo una reforma integral de cuerpos policiacos. Dos lustros después la situación solo ha empeorado: el Ejército está cansado y las policías siguen siendo el mismo desastre.

En el gobierno no se han tomado en serio el problema. Por eso las dos iniciativas sobre el tema en el Congreso proponen que las cosas sigan igual, que se normalice el estado de excepción. En 10 años no han aprendido la lección.

Mientras tanto, las víctimas de la crisis son los mexicanos más pobres. Aquellos que se unen al Ejército en busca de un mejor futuro y aquellos que piensan en el crimen organizado como su boleto de salida.

Twitter: @esteban_is
Facebook: /illadesesteban

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.