• Regístrate
Estás leyendo: AMLO: correr antes de caminar
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 06:11 Hoy

Contexto

AMLO: correr antes de caminar

Esteban Illades

Publicidad
Publicidad

Antes de irse de vacaciones, Andrés Manuel López Obrador anunció dos grandes reformas, el recorte a las “plazas de confianza” en la administración pública federal (APF) y la reubicación de las secretarías federales en distintos estados de la República. Ambas, cabe destacar, son promesas desde tiempos previos a la campaña: la descentralización del gobierno, por ejemplo, se propuso desde el año pasado.

Las dos propuestas tienen mérito. México siempre ha sido un país centralizado —en servicios, medios de comunicación y dependencias gubernamentales, entre otros— y para quien vive fuera de la capital esto es un gran problema. Asimismo, es cierto que los sueldos gubernamentales de este país muchas veces no corresponden a lo que gana gran parte de la población.

Sin embargo, el problema vendrá en la aplicación, más por la prisa del nuevo gobierno para comenzar la así llamada cuarta transformación. Ante la incertidumbre de millones de trabajadores —porque en la APF son millones—, convendría, ya, un mensaje tranquilizante. En estos momentos hay personas que se preguntan, con razón, si en meses tendrán que mudarse a una ciudad ajena, sin tener claro lo más básico. Si tendrán que sacar a sus hijos de la escuela en pleno ciclo escolar. Si sus cónyuges harán el viaje. Tomarán decisiones que les alteren la vida, y hoy lo único que hay es zozobra ante la falta de claridad.

Por su parte, la reducción de la planta de confianza en 70 por ciento corresponde a una visión más ideológica que realista sobre las funciones gubernamentales. Nadie niega que en el gobierno haya corrupción —vaya que la hubo en este sexenio—, pero pensar, a priori, que los puestos directivos son malos por naturaleza —¿cómo explicar que solo sean ésos los recortados?— es no querer detenerse a entender la complejidad de la APF.

Lo sano para el próximo presidente —y el país— sería caminar antes de correr. Para empezar a gobernar le faltan poco más de cuatro meses y después tendrá seis años. No hay necesidad de tropezarse antes de arrancar.

Twitter: @esteban_is
Facebook: /illadesesteban

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.