• Regístrate
Estás leyendo: Por su bien, que así se quede
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 06:14 Hoy

Contra las cuerdas

Por su bien, que así se quede

Érika Montoya

Publicidad
Publicidad

Roy Jones Jr. por fin colgó los guantes, vaya delay de al menos 10 años, pero al menos lo hizo.

No soy mala onda con él, se me hace un peleador con mayúsculas y de esos de la vieja escuela que sabían cómo dar un súper show, pero hay que reconocer que a últimas fechas ya andaba arrastrando el apellido por el ring.

Una vez tuve la oportunidad de platicar con él, y digo platicar, pues no sentí que fuera una entrevista, pues nos aventamos cerca de 40 minutos discutiendo… Como buena junkie del boxeo le pregunté-reclamé que porqué se atrevía a los 45 años de edad (se retiró ayer a los 49) subir al ring y arriesgar todo lo que tanto trabajo le había costado construir, pues no es secreto que el boxeo es ingrato y una derrota puede eclipsar cualquier logro previo.

Su respuesta fue sencilla, contundente y no me quedó más que decirle un “wow”.

“Porque amo el deporte. No me veo un solo día sin boxeo”, me dijo el que decidió ponerle punto final al pugilismo luego de 75 peleas profesionales.

Y vaya que sí lo demostró, no solo como peleador, también como analista. Su obsesión por el deporte era tanta que para él es y seguirá siendo un placer explicar hasta el más mínimo detalle y porqué pasan las cosas.

Yo prefiero quedarme con aquella imagen del peleador de peso medio que enfrentó a los mejores. Ese que peleó con Antonio Tarver, que venció a Tito Trinidad y que le sufrió con Joe Calzaghe y Bernard Hopkins.

Lo único que espero es que se quede en el retiro y no regrese nunca, pues existen muchas historias de que vuelven solo para terminar de trapear el ring con el apellido.

erikamontoyag@gmail.com
twitter@LaKiks

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.