• Regístrate
Estás leyendo: Bajo la lupa
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 02:50 Hoy

Contra las cuerdas

Bajo la lupa

Érika Montoya

Publicidad
Publicidad

¡Qué divertida me estoy dando! Apenas vamos a la mitad del Mundial y llegué a la conclusión de que este evento es capaz de sacar lo mejor y lo peor que tenemos. Me cae.

Estas últimas dos semanas todo se resume en ver la pelota rodar y que comience la sufridera. Como neófita en el pambol, he parado la oreja escuchando a los analistas, personas a las que respeto como conocedoras del tema y también a los coaches de sillón, porque ¿a poco no ellos también le ponen saborcito?

Lo que más me sorprende es la bipolaridad cuando se trata del Tri.

Ni los fans del boxeo intensean tan duro, y vaya que no hay nada que les cuadre cuando se trata de peleadores mexicanos y esa maña que tienen de comparar a cada uno con las leyendas de antaño.

En menos de 90 minutos, qué digo 90, con media hora del partido ante Suecia muchos pasaron del amor total e incondicional, al odio. De no haber sido por los coreanos, muchos estarían en pro del linchamiento. Y aquí es donde pregunto: ¿Y el amor de los dos primeros partidos, dónde quedó?

Al parecer algo en nuestro ADN está chuequito y sin importar qué o cómo andamos predispuestos a sacar a pasear a nuestro Grinch a la menor provocación, pero hasta para ser un ente verde y amargado hay que tener principios.

No se puede amar en la victoria y odiar en la derrota. Y eso va para los que les gusta el futbol y el boxeo, ¿por qué estar peleados con nuestras figuras y solo aplaudirles cuando ganan? Me queda claro que el deporte es emoción y pasión, pero no por eso debe andar uno por ahí, sin freno... ni bozal.

Nos leemos en el siguiente round. Ding, ding, ding.

erikamontoyag@gmail.com • twitter@LaKiks

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.