• Regístrate
Estás leyendo: Una visión millenial electoral
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 12:27 Hoy

El desmenuzadero

Una visión millenial electoral

Erik Vargas

Publicidad
Publicidad

Platiqué con una millenial antes de escribir esto. Fue sustancial, profundo para entender un poco de lo que pasa afuera, en un mundo fuera de generación y su bagaje.

He hablado con otros chicos de la nueva era, con un “qué piensas, “vas a votar” “te vale madres”.

Pero hay un sector al que no le “vale madres”.

Es el internet, la era digital que transporta noticias, videonotas, memes y fakenews, pero que propició una generación mejor informada.

Reconozco que me volví escéptico, primero porque surjo de una generación que no lee nada; luego, ante una fracasada esperanza de la nueva primavera, aquel #YoSoy132 que comió boicot, cuando mi compadre Aristeo me decía “no sueñes compadre, no despiertan”. Y tuvo razón.

Las estadísticas dicen que hay mucha intención juvenil, millenial chingao, y que se divide increíblemente, y que se mueve terriblemente, lo que dice que piensa, que se guía a sí mismo, lo que no pasaba antes.

¿Sueño que es una generación que se sale de su ‘ensimismamiento’ que agobia la versatilidad psicosocial?

“Vota por quien quieras”, dije.

No sé si los memes, si los videos, la viralidad que hacen tan común y efímera la vida, el día a día cocido a fuego lento en la ‘digitalidad’, el enorme viaje virtual de la nueva era sensibilizó a una nueva generación de lo que pasa en el mundo, que, entre su propia raíz social, entiende el mundo de una manera necesaria de apreciarse.

Ahí están, guían las tendencias virtuales, la vida digital, una que poco a poco guía la vida real, su consciencia, y que guiará el mundo futuro.

Estudios dicen que volatizan, que son ‘inestables’, pero son, generaciones que atrás difícilmente eran.

Un día están con Anaya, un candidato joven, normal por empatía; luego, con Obrador, al otro extremo; luego al bronco, o lo que sea. ¿Qué existe en ese trecho?

No lo sabemos, pero dentro de su círculo hay mundos que se mueven y eligen qué pensar, o que querer pensar.

“Mis amigos y yo hablamos de esto…”

Así suena una generación despierta, no ajena, quizá gracias al ‘Face’, al ‘tuiter’ o quién sabe, pero impaciente por que es parte de algo que se llama sociedad, la cual estuvo por décadas echándole la culpa a lo que sea, menos a sí mismo.

Celebro este medio despertar, porque sigo creyendo que así, participando, pensando, habrá un México menos pendejo.

Gracias ‘Yeya’.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.