• Regístrate
Estás leyendo: Tamaulipas, ganó Cabeza… o Margarita y Ricardo
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 17:16 Hoy

El desmenuzadero

Tamaulipas, ganó Cabeza… o Margarita y Ricardo

Erik Vargas

Publicidad
Publicidad

Ayer el panismo nacional, el fuerte, estuvo en Tamaulipas. Fue una convención secreta.

Ahí pasaron Margarita y Ricardo, pasarela suya, como en cada estado.

El antecedente lo marcó Josefina en su triunfo tamaulipeco de 2012, también su derrota nacional.

¿Pero es de verdad Tamaulipas un potencial eslabón panista?

En junio pasado ganó el hartazgo, el coraje, el descaro del PRI. Sigo creyendo que otro candidato habría dado otra cara al tricolor en las urnas, o antes de las urnas donde realmente se perdió la elección. Equis.

Cabeza de Vaca ganó, dio la oportunidad de medir un aplausómetro entre la exprimera dama y el líder panista, que les cuento, ganó la primera.

Es por eso que ayer fue importante, porque todo va encaminado al 2018, y donde por más que el PRI se esmere en seguir siendo el viejo PRI, el PAN tiene ese poder de joderse así mismo, y el tricolor ya perdió una vez… y regresó.

Alguien tiene que decirles que entonces Tamaulipas o Veracruz pueden ser un espejismo si no marcan diferencia.

Quizá por eso Cabeza de Vaca cambió su retórica, se asumió más PAN, más evocativo, declamador, hasta cercano a Dios como no lo fue en toda la campaña o antes de.

Quizás por ello encaró a Egidio con su “quien haya fallado la va a pagar”.

Quizá por ello pidió paciencia para cambiar todo porque como dijera el gran Clavillazo “la cosa es calmaaaaada”, y porque dos años son pocos, y lo que importa es el 2018.

Ayer fue hito del panismo, historia para Tamaulipas y el país, pero aún la gran declamación deja dudas.

¿Qué es justicia?

¿Cuánto es paciencia?

¿Si faltan 17 mil millones de pesos, seguirá el ejemplo de Yunes en Veracruz?

¿Hay que dejar a Dios sus decisiones?

¿Quién va a pagar que, como dijo, la universidad esté con el crimen organizado en las aulas?

Respuestas de los próximos meses más allá que finque su proyecto en más programas proteccionistas al estilo Oportunidades, (sí, Progresa), o esa doña Transparencia que dicen que existe.

Cabeza de Vaca fue más enfático porque se suma a la trayectoria presidencial, peón de la causa, aunque como dijera Josefina, aún muy pronto para definir “Ricardo o Margarita”, mal, porque el PRI ahí está, esperando a que el PAN se autodestruya, se rompa de confianza, se crea que ganó por sí mismo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.