• Regístrate
Estás leyendo: El feo norte de Veracruz, Yunes y los tres García
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 03:48 Hoy

El desmenuzadero

El feo norte de Veracruz, Yunes y los tres García

Erik Vargas

Publicidad
Publicidad

Hace años le pregunté al entonces diputado panista, hoy alcalde priísta, (perdón, verde-ecologista) Ricardo García, sobre la necesidad de dar servicios e infraestructura a su norte de Veracruz para dejar tantito la dependencia hacia Tampico y su zona conurbada... pero el tema nunca llegó a tribuna.

Un amigo decía “el norveracruzano come en Tampico y caga en Veracruz”... casi, casi.

El estado más grande del Golfo de México (y de los más grandes y jodidos del país) ha encontrado una comodidad para atender a más de diez municipios y medio millón de habitantes; dejárselos a Tamaulipas.

Para llegar a donde voy les voy a recordar algunas cosas de las que ya he escrito y las que si usted ha circulado personalmente, reconocerá de inmediato.

No cuenta con un hospital de especialidades, ni de segundo nivel; tampoco campus universitario o educación media superior suficiente; menos centros comerciales.

O carretera digna: por ejemplo, desde 2006 están poniendo ‘chida’ la Tampico Valles, pero la parte terminada, 15 kilómetros que conectan con Tampico son deficientes, el puente Tamós se ha deslavado 3 veces y el resto, nada; la Matamoros Puerto Juárez sigue acumulando muertes; y la Tampico Tuxpan, discursos.

Ni siquiera empleo. Ahí va: recién terminó la zafra – corte de caña- y con ello miles se quedan sin empleo, luego los productores tendrán un respiro con el pago de utilidades y se acabó. Economía bofa, porque no hay empresas o industrias donde trabajar; todo es pizca, ganadería, política o un negocito.

Miles estudian, trabajan, compran, comen, se divierten (y también hacen cositas) e incluso votan en Tamaulipas, porque es el complemento a su geografía de vida.

La llegada de un nuevo partido al gobierno -aunque endeudado- le obliga al Yunes winner replantear las posibilidades para una zona que, en el celo de no beneficiar al puerto de Altamira, lo han dejado ‘al aí se va’.

Pero arriba nombré al joven alcalde y ex diputado, porque tendrá de mancuerna, por lo menos este año, a su hermano Rodrigo en el Congreso del Estado. Ellos, los García, junto a su papá (aún Contralor estatal), llevan casi 10 años en el poder del norte de Veracruz. Casi como los Guzmán de Tantoyuca.

O le siguen el jueguito a Duarte y el desmoronado PRI-PVEM, o ayudan a que el norte del estado, donde por cierto, no viven, tenga, ahora sí, al menos una oportunidad.

Y no toqué el tema del crimen organizado.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.