• Regístrate
Estás leyendo: Educación, una responsabilidad compartida
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 14:34 Hoy

El desmenuzadero

Educación, una responsabilidad compartida

Erik Vargas

Publicidad
Publicidad

En una escuela secundaria de Tampico, la 7 “Francisco Medina Cedillo” ocurrió (ocurre) un caso grave: un grupo de maestros se rebeló ante la llegada de una directora que les puso orden y sobre todo, cerró el acceso al manejo de recursos.

El conflicto que derivó varias tomas de la escuela fue tomado por la Secretaría de Educación de Tamaulipas de una manera muy débil, y dejó a los alumnos con casi dos meses sin clases; es decir, se afectó la educación de cientos de niños.

¿Qué resuelve la educación en estos casos?

Sin contar la calidad educativa en el recinto, existe en la forma que se manejó el conflicto una serie de omisiones que dañaron la imagen de la escuela, que retrasa el aprendizaje y que demuestra la debilidad institucional que de por sí es grave.

Ejemplo: existe una serie de pagos, tanto de salarios como bonos de capacitación, lo cual daña la estabilidad del individuo que está obligado o sentenciado a dar clases.

Otro es recordar que las condiciones laborales como la carente infraestructura educativa que a su vez genera el sobrecupo de alumnos o el poco mantenimiento, también generan una distracción, o muchas, en torno a la calidad educativa.

Y como ya se ha señalado: el condicionamiento, casi obligatorio, a directores de escuelas y maestros para facilitar, usando herramientas que reduzcan reprobados y bajas calificaciones, y evitar que año con año PLANEA -la otrora Enlace- evidencie las carencias del sistema educativo, que por supuesto incluye a maestros.

Aún así, existen educadores que en muchos casos se sobreponen a estas carencias para estar frente a un aula, o dos; pero sobre todo para legar conocimientos que ayuden a que las mentes infantiles y juveniles desarraiguen los vicios de su sociedad.

Que la Reforma Educativa busque calificar a los maestros para que tengan mayor calidad (seguramente muchos conocemos a más de uno que adolece de una buena escritura o de los conocimientos mínimos) es trascendental, pero que no justifique los porqués de muchas de estas carencias, solo sataniza la docencia y alimenta los vicios de la burocracia educativa.

Hoy el gobernador tamaulipeco celebra a los maestros del sur, en Tampico, y no hay clases por ello en muchas escuelas.

Les pagará algunos adeudos.

Y luego, con el paso de los días, volverán a enfocar hacia un solo lado una responsabilidad compartida.

Felicidades.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.