• Regístrate
Estás leyendo: Del “confiamos en ti”, los simbolismos de AMLO
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 14:58 Hoy

El desmenuzadero

Del “confiamos en ti”, los simbolismos de AMLO

Erik Vargas

Publicidad
Publicidad

Mi padre en su juventud fue un aguerrido activista de la cruenta izquierda de la década de los setentas en el otrora Distrito Federal. Es un enamorado de la poética oda latinoamericana a la revolución y por ello, empatiza con la perseverancia de AMLO, Presidente.

Él y yo discernimos en la forma porque mi instinto criticón y desconfiado que lleva al periodismo, ve en los 5 meses de gobernar en la virtualidad muchos errores palpables, vicios de la política mexicana.

Pero para luchadores como él, pero sobre todo a millones de mexicanos es un emblema de esperanza, palabra utilizada tácticamente por el  tabasqueño desde los tiempos de su jefatura de la “Ciudad de la Esperanza”

La disrupción victoriosa es el finiquito de un sistema oligárquico que pese a la transición del 2000, primer clímax democrático, culminó en la decepción que permitió materializar el refrán “más sabe el diablo por viejo…”. 

Pese a ello, el cambio fue un vuelco para la mentalidad del país que se supo participativo.

La responsabilidad de esa esperanza se convierte en una losa pesadísima que cargará la autodenominada Cuarta Transformación, no solo porque significa un duro sistemático en el gobierno, sino una ambiciosa y utópica transición moral dentro de la cultura del mexicano chingón, basada en códigos y símbolos que para muchos son simplemente dogmáticos, y que se polarizan con una facilidad por la superficialidad de los debates.

Ayer, en el ‘ombligo del mundo’ arrodillado en el ritual maya ante un médico indígena o recibiendo el bastón de mando con el “tenemos mucha esperanza”, o escuchando el “confiamos en ti” del ciclista.

Simbolismos que contrastan con la percepción negativa ante la propuesta impopular del perdón político a los “anteriores gobiernos corruptos” que ha sido traducido como una clásica ‘mala praxis’ política, uno de esos vicios de siempre, una mentada de madre a la memoria colectiva.

O la ‘taibada’ de “meterse doblados” esos símbolos y códigos.

Ambos ejemplos exponen la fuerza toral de la opinión pública y el gran poder de la participación, algo que deberán entender los ‘revolucionarios de feis’ y los esperanzados de México.

“Ténganme paciencia y confianza” dijo AMLO, y yo vi a mi padre contento, orgulloso de sus tiempos, lo felicité y discernimos sobre símbolos de Amlo._

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.