• Regístrate
Estás leyendo: Pasar por donde pocos transitan
Comparte esta noticia
Miércoles , 21.11.2018 / 04:17 Hoy

Igitur

Pasar por donde pocos transitan

Erandi Cerbón Gómez

Publicidad
Publicidad

(...) ser como Ulises que despierta en un lugar desconocido con el alma rota de nostalgia por Ítaca y entonces cuando al fin limpian las lágrimas sus ojos se da cuenta alborozado que esa tierra es Ítaca. Lo recorre de golpe la alegría de saber que ya llegó, que sin saber bien cómo, está en su casa.
Alejandro Crotto

Nunca he sido partidaria de insertar temas controvertidos en un espacio de carácter literario, especialmente de índole política, porque aunque contáramos con la elegancia del detalle por lo erráticos que pueden ser dificultan el tono lírico: carecen de elementos para exponerse a la manera de George Orwell en 1984.

Sin embargo, convocados por lo que pasa a nivel nacional, hay que considerar que es mucho más conveniente discutirlos, incluso ventajoso. Tener cultura política implica poder respaldar con suficientes elementos y conceptos una política cultural.

Durante este periodo de elecciones no encuentro mejor manera de expresar la inestabilidad de muchos candidatos que citando un genial comentario de Churchill (verdadero líder de opinión): Algunos hombres cambian de partido por el bien de sus principios; otros cambian de principios por el bien de sus partidos. Tal convicción de estadista es fácilmente contagiosa pero faltan actores competentes que interpreten la obra que él habría titulado “no nos rendiremos jamás”, donde resulta preferible sacrificar la vida antes que abjurar del patriotismo.

¿Son analizadas con rigor las capacidades del candidato político al otorgarle un puesto? hay errores de percepción que llevan al fracaso y con tantos caprichos, económicos, sociales y democráticos, parece imposible no equivocarse bajo la justificación de que errar siempre ha sido humano. Marx, expuso el proceso de acumulación de capital que logra expandirse; hoy, en caso de extenderse, lo hace para recogerse nuevamente.

Revisar el script de la historia una y otra vez hasta despojarla de los hechos verídicos, es la estrategia de cualquiera con dudosos escrúpulos. “El producto de todo esto es que tendremos que crear personajes”, propone Clarice Lispector. La ambigüedad suele adecuarse, “así son las cosas” dicen quienes dan peroratas sobre lo que sucede en el país sin confesar qué ocurre. Ojalá tuvieran la capacidad de reconocer como los poetas que el bien acaba siendo lo que da realidad a los seres y las cosas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.