• Regístrate
Estás leyendo: Nombramientos bajo la lupa
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 07:12 Hoy

Columna de Enrique Velázquez

Nombramientos bajo la lupa

Enrique Velázquez

Publicidad
Publicidad

Los grandes problemas a resolver son fáciles de diagnosticar: corrupción e impunidad. Mientras no promovamos una cultura de la legalidad y un auténtico estado de derecho lejos estamos de construir una democracia sólida. Por eso el día lunes en rueda de prensa presentamos el observatorio que desde Hagamos vigilará todos y cada uno de los nombramientos del Sistema Estatal Anticorrupción.

Las funciones de los observatorios son sencillas. Transparentar y legitimar la toma de decisiones de los actores políticos. La transparencia y rendición de cuentas son hermanas de la democracia. Hacer públicas las decisiones significa atender las demandas de la ciudadanía. Eso es precisamente lo que busca este observatorio. Que desde un inicio la Comisión de Selección sea una verdadera representación social y que además se goce de autonomía y buena reputación.

No vamos a dar espacio a la simulación, los observatorios sirven para rendir cuentas. El observatorio tiene como fin último que la conformación del sistema se dé sin ningún tipo de arreglo político, es decir, sin cuotas ni cuates. No podemos caer en los mismos errores y crear burocracia que tengan vicio de origen. Por eso exigimos a todos y cada uno de los diputados que transparente el sentido de su voto y que el formato de elección se abierta y de máxima publicidad.

La formación de este observatorio es un espacio emanado desde la sociedad civil, con académicos de primer nivel y con trayectorias intachables, que permitirán visibilizar la toma de decisiones de los actores políticos. Una verdadera democracia necesita de lupas que permitan los contrapesos. Las exigencias son tres. En primer lugar, que todos los nombramientos de este sistema sean autónomos de intereses partidistas. La segunda, que quienes sean elegidos gocen de trayectorias intachables; lo he dicho una y otra vez, que sea más importante la reputación de su nombre que su chamba. Y, por último, buscar en la medida de lo posible, la paridad de género.

Evitemos un Sistema Estatal Anticorrupción 'carnal' que proteja las espaldas de quienes actúan de mala manera. Apostemos por hacer las cosas bien desde un inicio. Sin reparto de cuotas ni cuates. Rechacemos la simulación. Busquemos y exijamos la autonomía de todos los componentes que contempla el SEA. Uno que verdaderamente combata y desmantele la corrupción y no solamente un bonito maquillaje. No permitamos que el diseño institucional se convierta en un bodrio al vapor. Hagamos un sistema efectivo contra la corrupción.

Presidente de la agrupación política Hagamos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.