• Regístrate
Estás leyendo: "Los valientes no asesinan"… deberían estudiar latín
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 01:13 Hoy

La nota breve

"Los valientes no asesinan"… deberían estudiar latín

Enrique Vázquez

Publicidad
Publicidad

El jueves por la noche se inauguró la exposición Cenizas: Los valientes no asesinan, en la que participan Claudia Rodríguez, Sofía Crimen y Rocío Sáenz. Un proyecto que según la información que se repartió durante el corte de listón fue curado por Dolores Garnica. La muestra permanece hasta agosto en el Museo de Sitio de Palacio de Gobierno. Asistí en compañía de amigos y mi mujer.

Comentarla vale la pena por varias cosas, siendo breves: Mis acompañantes (escritores y curadores) y yo coincidimos en que el planteamiento de Cenizas... es interesante. En entrevista previa que realicé a las artistas mencionaron que primero visitaron el Palacio de Gobierno y buscaron varios elementos del lugar para resignificarlos y concretarlos en una instalación que incluye:

“1.-HOMENAJE A GUILLERMO PRIETO, 2018, neón, 240cm. X 10 cm

2.- MONUMENTO ,2018 instalación in situ, carbón

3. N/N (instalación) 2018, 32 escobas, etiquetas de papel, cenizas y espejos. Medidas variables.

5.- CONTROL SOCIAL, 2018, acero y madera, 12 cm. De diámetro x 66.5 cm

6.- CIRCO 2018, tinta china, grafito acuarelable, marcador vinílico, lápiz y crayón acuarelable, pastel en polvo y collage de papel de arroz, 61 cm x 14 m

7.- PATRIA 2018 Pigmento, resina acrílica, tinta china y acuarela sobre papel de arroz, 185 cm X 45.5 cm

8. AQUÍ NO PASÓ NADA 2018, performance de inauguración”.

El punto 1 es la frase Los valientes no asesinan en letras de neón rojo, mientras que el punto 5 son un conjunto de herrajes para marcar ganado con los símbolos de la esvástica nazi, una cruz, y el martillo y la hoz que descansan sobre otro herraje más con el símbolo del dinero. El punto 8 fue que un hombre con traje comenzó a barrer las cenizas mientras los visitantes admiraban la exposición.

Las artistas y la curadora se quejaron de que fueron objeto de censura. Aseguraron que no les permitieron colocar unos pendones, que no las dejaron leer el discurso completo de la inauguración, ni les dejaron repartir camisas a los asistentes que tenían plasmada la frase histórica de Guillermo Prieto: Los valientes no asesinan.

Irma Peiro, directora del recinto se concretó a decir que por disposiciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no se permitió la colocación de pendones. Me parece lamentable que no haya habido entendimiento entre las partes para favorecer la expresión artística. La obra de Sáenz, Crimen y Rodríguez es sugestiva.

Durante el recorrido mis acompañantes, otros visitantes y yo nos percatamos de un detalle: Sucede que el punto 4.- SALMO (díptico) 2018, vinil sobre muro, 180 cm x 34 cm y 180 cm x 33.7, se compone de las primeras dos frases del Salmo 127 (126), una de ellas está inscrita en un muro de Palacio de Gobierno y otra en la Catedral Metropolitana. Las artistas las replicaron, una en el muro interior del ala Norte de la sala y la otra en el del ala Sur, pero al colocarlas invirtieron las traducciones, la traducción de la frase 1 la colocaron en la frase 2 y viceversa. Ninguna de las artistas se habían percatado del error. Al preguntarles contestaron que así venía de donde las copiaron. Ninguna dijo que el intercambio de textos fue a propósito.

El equívoco da lugar a pensar que ninguna de las artistas, ni la supuesta curadora saben latín. ¿Cómo puedes resignificar algo que no entiendes?.. Queda la pregunta en el aire.

Esta es la forma incorrecta en la que aparecen las frases y las traducciones: Primera frase: “NISI DOMINUS AEDIFICAVERIT DOMUN IN VANUM LABORAVERUNT QUI AEDIFICANT EAM (Si el Señor no cuida la ciudad, en vano se afanan quienes la vigilan)”. Segunda frase: “NISI DOMINUS CUSTODIERIT CIVITATE FRUSTRA VIGILAT QUI CUSTODIT EAM (Si el Señor no levanta la casa, en vano trabajan los que la construyen)”. Todo se soluciona con unas clases de latín. Si se animan, ahí les va el salmo completo que inspiró a Haendel y Vivaldi algunas melodías para que vayan practicando: 1 Nisi Dominus ædificaverit domum, in vanum laboraverunt qui ædificant eam. 2 Nisi Dominus custodierit civitatem, frustra vigilat qui custodit eam. 3 Vanum est vobis ante lucem surgere: surgite postquam sederitis, qui manducatis panem doloris. Cum dederit dilectis suis somnum… 4 ecce hæreditas Domini, filii; merces, fructus ventris… 5 Sicut sagittæ in manu potentis, ita filii excussorum… 6 Beatus vir qui implevit desiderium suum ex ipsis: non confundetur cum loquetur inimicis suis in porta.

enrique.vazquez@milenio.com

@enriquevazgdl

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.