• Regístrate
Estás leyendo: Hacia un anecdotario de equívocos
Comparte esta noticia

La nota breve

Hacia un anecdotario de equívocos

Enrique Vázquez

Publicidad
Publicidad

El sábado que terminamos la sesión del Taller de Periodismo Cultural que hemos mantenido algunos columnistas de la sección de Cultura de este diario, un servidor y el puñado de colaboradores que lo hacen posible, pasamos en grupo a contemplar la efigie de María Izquierdo que recién colocó el gobierno estatal el martes pasado en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres y vimos con sorpresa que las letras doradas del pedestal que decían PINTORA Y ESCRITORA ya no están... Enseguida pensé en la nota que publiqué hace algunos días en la que autoridades de la ahora ya pasada administración municipal de Guadalajara me declararon que en los tres años de su gestión habían realizado poco más de 280 denuncias por robo de letras, placas, partes de esculturas y esculturas completas ante la Fiscalía General estatal y por consiguiente creí que la ausencia de esas letras doradas había sido producto de la eficiencia de los ladrones. Tal vez me equivoqué y la desaparición de esas letras sea momentánea y se deba a que las retiró alguna instancia al reconocer como error referirse a Izquierdo como PINTORA Y ESCRITORA... Calamidad.

Pero esa mañana del martes ese error no fue el único, basta referirse al cometido por el asesor del alcalde de Guadalajara Ismael del Toro que escribió que estábamos ahí para presenciar el traslado de los restos de la pintora a la Rotonda tapatía y replicado por Del Toro al leerlo tal cual, cuando se sabe que los restos de Izquierdo están desde 2012 en la Rotonda de las Personas Ilustres en el Panteón de Dolores de la Ciudad de México... Calamidad.

La designación de Giovana Jaspersen como secretaria de Cultura estatal suscitó opiniones encontradas. Si fue o no una buena decisión, no lo sabemos aún, lo cierto es que ratificó que el equipo que encabeza Enrique Alfaro decide sin consultar muchas iniciativas, tal y como lo subrayó nuestro columnista Arturo Camacho, y lo peor, yo agregaría que la mayor parte de ellas fallidas. El equipo que respalda a Jaspersen es el mismo que llevó las riendas de la cultura en Guadalajara y que en el centenario de Juan Rulfo no le rindió homenaje en la Feria Municipal del Libro, el mismo que no logró erigir un proyecto de Arte Público que no le costara tanto al erario público, que para desplazar a las familias de cocheros que vivían de conducir calandrias tiradas por caballos e introducir eléctricas no encontró peor argumento que decir que lo hacían contra el maltrato animal cuando es bien sabido que el Ayuntamiento de Guadalajara financia una Academia Taurina. Lo preocupante es saber qué ha hecho el grupo que la respalda y lo que se les puede ocurrir.

enrique.vazquez@milenio.com



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.