• Regístrate
Estás leyendo: Patrimonio histórico en abandono: La Quemada
Comparte esta noticia

Verdad amarga

Patrimonio histórico en abandono: La Quemada

Enrique Sada Sandoval

Publicidad
Publicidad

Cuando Phillip Wayne Powell, autor de La guerra chichimeca y El árbol del odio publicó la obra que habría de darle notoriedad refirió como en el marco de la conquista y civilización del norte de México y lo que ahora es el sur de los Estados Unidos de América destacaban por su rareza y su origen mítico las pirámides de Chicomostoc, Zacatecas , también conocidas como las ruinas de La Quemada—tanto por el incendio del techo que derribó su célebre palacio principal como por la hacienda que tomaría su nombre del sitio—como uno de los enclaves más importantes de Aridoamérica. 

Dicha zona se localiza a 50 kilómetros al sur de la ciudad de Zacatecas, dentro del municipio de Villanueva es poseedora de una belleza sin par, aunado a una ubicación geográfica estratégica tanto para defensa como desarrollo económico (por su orografía y por la laguna limítrofe a la misma). 


Su importancia antropológica radica en que que representa la denominada Cultura del Valle de Malpaso (que reúne a zacatecos, guachichiles y chichimecas por igual) con edificios levantados sobre terrazas artificiales en una montaña; construidos con piedra laja y barro, a más de 150 metros de altura. 

Entre los lugares más representativos de dicho enclave de pirámides se encuentran el Palacio o Salón de columnas, el Juego de pelota, la Pirámide votiva, el Palacio y el Cuartel. Ya en la parte más elevada se ubica lo que se ha denominado “La ciudadela”, donde hay vestigios de una pequeña pirámide y una plataforma, circunda por una muralla de más de 800 m. de longitud, por tres de ancho y hasta seis de altura. 


Por desgracia, La Quemada cuenta con un Museo de Sitio en abandono desde hace seis años—ya sea por recorte presupuestal o por la inseguridad que ha caracterizado a la entidad desde hace tiempo—que solía ilustrar, con piezas y mapas, la información sobre el lugar y otras importantes zonas arqueológicas del estado, mismo que luce tan cerrado como saqueado desde el exterior. 

 
Sería una pena que el gobierno federal, tanto como el estatal, siga permitiendo que uno de los sitios más importantes desde el punto de vista histórico-arqueológico (dado el mito que lo vincula con la fundación de México-Tenochtitlan por asociarle con el “Lugar de las siete cuevas”) siga en el abandono, sin que alguna autoridad en los tres niveles de Gobierno repare en su importancia o en la vergüenza que ocasiona en el visitante esta situación.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.