• Regístrate
Estás leyendo: La misma gata (18 o 21 de marzo) pero revolcada
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 14:46 Hoy

Verdad amarga

La misma gata (18 o 21 de marzo) pero revolcada

Enrique Sada Sandoval

Publicidad
Publicidad

Como suele ser costumbre en nuestro país, los mexicanos nos aprestamos a celebrar puentes vacacionales ya por disposición de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social conforme con la Secretaría de Educación Pública, o simplemente por la inercia de quienes desde la SEP han impuesto—desde el catecismo oficial de la “revolución triunfante”—que hechos y personajes históricos son los que deben de regir el santoral mexicano.

Por coincidencia o fortuna, el puente del 21 de marzo—que se conmemora a manera de desagravio oficial por parte del régimen desde que manifestantes y disidentes políticos treparon al Hemiciclo a Juárez para ponerle un capote negro a la “Górgona de Guelatao” por “no ser digan de mirar a la cara a los mexicanos”, en la década de los treintas—vino a empatarse nada menos que con el 80 aniversario de la llamada “Expropiación petrolera” hecha por Lázaro Cárdenas (por orden del presidente Franklin Delano Roosevelt) para despojar a ingleses y holandeses, que se ostentaban como mayores competidores petroleros de los norteamericanos en nuestro país.

Desde entonces, gracias a la simulación demagógica del presidente de México, con la certeza del estallido de la Segunda Guerra Mundial al año siguiente, la nación de las barras y las estrellas se adueñaría por completo del negocio y el suministro de nuestro crudo (recordemos que el negocio del petróleo no está en la extracción sino en la refinación) hasta la fecha sin que los mexicanos recibieran, ya no digamos un cheque o un litro gratis, ninguno de los beneficios de “su petróleo” (fuera del charrismo sindical).

Curiosamente, este año electoral hay quienes desde la ignorancia propia del adoctrinamiento oficial o con sobrada malicia, apenas lloran hasta este sexenio lo que se les vende como “la pérdida de nuestra soberanía energética” en cuanto a petróleo se refiere, olvidando y pasando por alto que no se puede perder lo que nunca—o al menos desde 1938—se ha tenido para empezar.

En fin, cruzamos rápido rumbo a la primera mitad del 2018 con este puente vacacional, como muchos otros en nuestro calendario oficial, y los hacemos con la certeza que en el mismo no hay nada digno que celebrar: salvo que tu nombre como mexicano, o el de tus abuelos, venga seguido de apellidos como Roosevelt, Cárdenas, Gordillo o Romero Deschamps.


enrique.sada@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.