• Regístrate
Estás leyendo: Encuestitis y réquiem por El Reforma
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 05:36 Hoy

Verdad amarga

Encuestitis y réquiem por El Reforma

Enrique Sada Sandoval

Publicidad
Publicidad

Desde el martes, los feligreses de Morena viralizaron una encuesta que daría a López Obrador una ventaja de dos a uno y que publicó el diario Reforma al día siguiente. Lo extraño en este caso fue que los simpatizantes del macuspano tuvieron acceso a la misma mucho antes que se imprimiera.


Para incrementar la desconfianza, la primer televisora en difundirla fue la venezolana TELESUR, televisora de Nicolás Maduro, y la primicia estuvo a cargo de John Ackerman.


La realidad es que desde el 1 de febrero las lopezobradoristas Rocío Nahle, recolectora de René Bejarano (“El señor de las ligas”) vinculada con la corrupción en PEMEX, y Eréndira Sandoval (esposa de Ackerman) rigen el Consejo editorial de Grupo Reforma, que también incluye al diario El Norte.


Este conflicto de intereses y credibilidad golpea al diario desde adentro por el nombramiento que López Obrador hizo de ambas para su hipotética presidencia como Secretarias de Estado (de Energía y de la Función pública, respectivamente).


Y esto ocurre al mismo tiempo que La Jornada difundiera otra encuesta sin metodología donde ponía a su eterno candidato en empate con José Antonio Meade (algo que ni el propio candidato priísta tomaría en serio), por lo que se infiere que existe un gran temor porque AMLO pierda ante Ricardo Anaya, a treinta días de la elección y ante la publicación de la encuesta de Massive Caller, donde ya lo rebasa con 10 puntos.


El análisis más agudo a la encuesta de Reforma lo hizo Luis Costa Bonino, estratega de AMLO en la campaña pasada, señalando que tiene un 29% de rechazo más 17% de indecisos. Esto es: que solo representaría a la mitad de los mexicanos más politizados de entre 1,200 personas a lo mucho, por lo que solo puede tomarse como propaganda.


Como mexicanos no nos extraña que Televisa y TV Azteca, por evidentes intereses, hayan adoptado a López Obrador como su candidato, al más puro estilo del viejo soldado de este nuevo PRI que él representa; tampoco espanta la complicidad del eterno suspirante con pasquines doctrinarios como La Jornada o Proceso (que como medios poco tienen que decir desde hace décadas).


Lo trágico en este caso aplica en exclusiva a Grupo Reforma y a sus diarios, quienes por necesidad, error o miedo—sabemos que no son buenos tiempos para los periódicos—han minado su credibilidad y su prestigio.


enrique.sada@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.