• Regístrate
Estás leyendo: El terrorismo de fondo
Comparte esta noticia
Lunes , 17.12.2018 / 06:48 Hoy

Verdad amarga

El terrorismo de fondo

Enrique Sada Sandoval

Publicidad
Publicidad

Sorprendidos en las primeras horas del fin de semana por lo que muchos españoles refirieron como “algo que ya se esperaba”, los atentados yihadistas en Barcelona han venido a sacudir nuevamente el tablero en la Comunidad Europea, que suele desestimar los mismos en sus países integrantes como “casos aislados”, al igual que el mapa y la conciencia nacional en la Península respecto a las políticas de los burócratas en Bruselas de seguir infestando a sus miembros con invasores, más que con migrantes o refugiados.

Las primeras noticias eran difusas, pero el dolor y la tensión estuvieron presentes desde el viernes, que se frustró la explosión en las gaseras locales, hasta la persecución y muerte del autor de los atentados de la Rambla este lunes.

Sin embargo, lo verdaderamente preocupante es la amenaza que representa el terrorismo de fondo (el que sigue latente gracias a una serie desatinada de políticas públicas) y que recae directamente sobre los verdaderos responsables de esta tragedia que no son otros que el Gobierno de la Generalitat, con sus tufos mezquinos de autonomía e independencia (negándose a atender los avisos de la Policía Nacional sobre el atentado que se fraguaba desde antes); la demagoga e indefendible alcaldesa de Barcelona, quien se negó rotundamente a imponer las medidas de seguridad dispuestas por el gobierno nacional “para no generar inquietud” y el Jefe de Gobierno español, rebasado en sus alcances, quien en vez de obrar como tal se ha contentado con responder como si fuera un Contador público: sin plantear acciones concretas, rebosando insensibilidad y tibieza en su mensaje televisivo.

De modo que en los tres niveles de gobierno nos encontramos no ante un Leviatán sino ante un triste remedo de autoridad que ha abdicado a su primera responsabilidad y razón de ser que no es otra que la salvaguarda del bienestar de sus propios ciudadanos (favoreciendo a los que no lo son) tanto como del bien supremo que es la seguridad y la vida de los mismos.

Y en vista de lo anterior pareciera que, a diferencia de lo que muchos creen, la tragedia no termina con el principal responsable abatido a tiros por los Mossos; por el contrario, de prevalecer lo mismo que la propició, pareciera que esta apenas empieza.


enrique.sada@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.