• Regístrate
Estás leyendo: El mundo bajo ataque
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 13:34 Hoy

Verdad amarga

El mundo bajo ataque

Enrique Sada Sandoval

Publicidad
Publicidad

“La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad”

Thomas Mann.

Nadie los venía venir; al menos nadie en los medios, en las organizaciones no gubernamentales, ni en los gobiernos ni en los lobbies o mafias políticas que durante más de una década los estuvieron solapando: ya promoviendo bajo la careta del “multiculturalismo” lo que ha venido a confirmarse como una invasión descarada; ya protegiendo su intolerancia y su barbarie como si se tratara de usos y costumbres “respetables”; ya legitimando la migración ilegal dentro de sus propias fronteras y destinando partidas presupuestales para financiar demagógicamente a quienes nunca han tenido la intención de trabajar, de integrarse armónicamente o de retribuir en agradecimiento los bolsillos abiertos y las manos tendidas (en tanto estas son escatimadas en perjuicio de sus propios ciudadanos); ya atacando la esencia y los valores que le han brindado cohesionamiento armónico y solidez a la civilización occidental, financiando a terroristas o apostando a llenarse los bolsillos con lo que creían sería para ellos la muy redituable explotación de mano de obra más barata que la de sus connacionales.

Y los resultados, aunque predecibles a kilómetros y décadas de distancia, apenas se están haciendo notar ante los medios: en Gran Bretaña, antes del Brexit, los migrantes mahometanos llevaban una década de imponer su “ley sharia” en varias ciudades y barrios del distrito de Londres; violando, matando y abusando por igual de mujeres, niños, jóvenes y ancianos mientras las autoridades responsables inmediatas—policiales, escolares y gubernamentales—permitían estas muertes y abusos por temor a ser tildados de “racistas”(?) por los mismos agresores ante los medios o ante esa tan singular defensoría de criminales en que se han convertido las autodenominadas organizaciones de Derechos Humanos.

Mientras tanto, en Europa, Medio Oriente y los Estados Unidos, los ataques terroristas se multiplican cada semana sin que los medios y los lobbies cómplices—contaminados de Marxismo cultural—puedan ocultarlos o minimizarlos como solían hacerlo hace un año todavía, cuando atacaban al Cristianismo como “religión atávica” y “ajena” mientras permitían y financiaban la propagación de mezquitas en su propio suelo.

Y ahora, que prolifera, hace meses desestimaban como “casos aislados”: con sacerdotes martirizados dentro de sus templos; con civiles masacrados, con ataques en los sistemas de transporte público y en las plazas, los verdaderos responsables esconden la cabeza y guardan silencio criminal.



enrique.sada@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.