• Regístrate
Estás leyendo: Del curso de la política mexicana
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 04:10 Hoy

Del curso de la política mexicana

Publicidad
Publicidad

Revisando El curso de la política mexicana del Doctor Manuel Medina, obra publicada en España en el 2015, y la crítica que hace al creciente poder de los gobernadores en México—amparados bajo el paradigma de un sistema federalista rancio y mal copiado del de los Estados Unidos—advierte también sobre los peligros que provienen de la atomización del poder político en nuestro país, pues a la degradación del mismo le siguen en consecuencia la centralización del poder, la fragmentación del principio de autoridad y la banalización de lo que es la imagen pública

Uno de los derivados propios de la banalización del mal, como sostuvo Hannah Arendt, lo es sin duda el mal uso de la información y el de la política. En el caso de esta última, banalizar la política es reducirla a una mera pasarela en donde la que debiera ser considerada la mejor de todas las ciencias, porque supone la que búsqueda de la felicidad y el bienestar de los hombres, termina convirtiéndose en una pelea de inválidos sin más motivo que el ego y la ambición desenfrenada.

En cuanto a este aspecto, en entrevista para El Universal , el académico Arturo Salcedo—Maestro en Imagen Pública—criticaba la muy odiosa tendencia de los candidatos a la Presidencia de la República para el 2018 de tratar de venderse como “gente normal”, difundiendo fotografías o videos—propios o hasta con sus esposas—de lo que se supone es su cotidianidad (según dicen o intentan hacer creer al elector).

Y la crítica por parte del mismo a esta tendencia bastante quemada (por fraudulenta) la hace en el sentido de lo que debería de ser lo correcto, que es la oferta del candidato a través de una propuesta.

Sin embargo, este ideal se desmorona precisamente porque se hace pensando en México y no en Europa continental o en los países nórdicos, donde la mayoría de los electores son ciudadanos plenos en ejercicio de sus derechos y obligaciones, además de analíticos y educados.

Olvida el Maestro Salcedo que en México las propuestas son solo complementarias a los políticos que se venden como opción; que lo que arrastra por desgracia es la imagen pública y la cultura del berrinche en las contiendas electoreras y que los candidatos, por desgracia, no son superiores al pueblo al que se disponen a gobernar. Peor aún: se parecen tanto al mismo que son su viva estampa.


enrique.sada@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.