• Regístrate
Estás leyendo: Cambio de piel
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 12:49 Hoy

Verdad amarga

Cambio de piel

Enrique Sada Sandoval

Publicidad
Publicidad

De modo por demás inusual—cuando aún no sobrepasaba más del 1% de los votos del conteo rápido—los candidatos de oposición se adelantaron a reconocer su derrota y felicitar a Andrés Manuel López Obrador como presidente de la República.


Llama la atención la extremada rapidez con la que los más encarnizados competidores se apresuraron a dar este paso, algo sin par en la historia de México y América Latina, que bien se interpreta como un intento de Anaya y Meade por brindar certidumbre interna ante los mercados internacionales, pues nunca se ha dado que la moneda de un país llegue a repreciarse cuando gana un gobierno autodenominado de “izquierda”.


En este caso, ante el asombro de los electores, se plantea una terna de posibilidades que bien podrían explicar lo anterior y lo que vendría a suceder.


La primera sería la confirmación de la suma de todos los miedos, partiendo del maniqueísmo que es propio del lopezobradorismo: que el eterno candidato ya había pactado con la “Mafia del poder” en aras de prevalecer y garantizar impunidad a algunos y continuidad a otros, uniéndose como una misma vieja familia “revolucionaria”, con lo cual aquellos ilusos que votaron esperando un cambio habrían sido simplemente utilizados como “tontos útiles”(parafraseando a papá Stalin) para preservar el mismo sistema contra el que tanto habrían protestado, legitimándolo.


Una segunda posibilidad sería la aceptación espontánea de la derrota en tanto el nuevo presidente implementa sin máscaras el socialismo del siglo XXI al más puro estilo castro-chavista, con mayoría en el Congreso de la Unión, y defraudando también a quienes con atléticas piruetas negaban a capa y espada lo anterior, diciendo que “AMLO no busca implementar la revolución bolivariana en México”.


La tercera posibilidad sería la siguiente: el tabasqueño pretende imponer el modelo Castro-chavista a sus anchas, pero una sociedad civil madura y plural, dotada de instituciones fortalecidas y autónomas, se opone y no se lo permite, permitiéndole implementar solo cuanto beneficie a todos; preservando como sagrados e inviolables la libertad de expresión, el derecho a la propiedad, el libre mercado y la legalidad, con lo que México asciende del lugar 88 que ostenta en el Índice de Libertad Econcómica y, con menos Estado y mayor libertad, la posibilidad de un mejor futuro queda abierta para todos los mexicanos.



enrique.sada@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.