• Regístrate
Estás leyendo: Medio siglo de amor
Comparte esta noticia
Miércoles , 15.08.2018 / 05:12 Hoy

Entre tú y yo

Medio siglo de amor

Emilú Cázares

Publicidad
Publicidad

Nada más que felicidad cuando se cumplen años, es la oportunidad de agradecerle a Dios y a la vida todo lo que nos dio durante un año: las experiencias, los retos, los objetivos, las vivencias, las oportunidades de aprender, de equivocarse, de ganar, de perder, de buscar un sueño, de vivirlo.

Cuando llegas a cumplir medio siglo, en los niños pequeños es una eternidad, en los adultos es un reto, es sin duda la mitad del camino para poder seguir, donde se abre el cofre de lo vivido para quedarse con los mejores momentos que sin duda estarán atesorados por siempre.

Es la reflexión de decir adiós a los rencores pasados, es conservar y retomar las buenas amistades para que nos acompañen al final del camino, es dejar pasar aquellos que no aportan nada a nuestra vida, es acoger lo más valioso que es la familia, los hermanos, es recordar a los padres ausentes y llevarlos cada día en nuestra oración, es enseñar a los que vienen atrás de las experiencias vividas, es mostrar el amor, cultivar la paciencia, albergar la tolerancia y dejar pasar el egoísmo.

Sin duda es un tiempo enriquecedor, es la gran oportunidad para realizar un proyecto, iniciar un nuevo reto con la experiencia a cuestas, con la compañera de toda la vida, con los que siempre están y estarán, porque para esta edad la vida ya te los mostró. Es comenzar a mostrar que la sabiduría se adquiere con la experiencia, que nunca es tarde para lograr una meta, que siempre está la oportunidad de recomenzar, de escribir y mejorar la historia vivida, de recordar que la vida se ha pasado en un abrir y cerrar de ojos, que Dios te ha premiado con lo mejor: el amor de una familia, la salud y la riqueza de los pocos, pero buenos amigos.

Es recibir la bendición de cumplir un año más, pero de decir orgulloso cumplo 50 años de buena vida, de agradecimiento a Dios y orando para que la vida siga igual, sonriéndote y conservándote tal y como eres, como un ser maravilloso al que por siempre amaré y que tu familia también, feliz cumpleaños mi rey Marcial Ramosclamont.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.