• Regístrate
Estás leyendo: La belleza Vs. el tiempo
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 11:14 Hoy

Entre tú y yo

La belleza Vs. el tiempo

Emilú Cázares

Publicidad
Publicidad

A lo largo de los años la belleza va cobrando su factura y a veces nos perdemos en tratar por todos los medios de ser joven para siempre.

Debemos recordar que cada señal de envejecimiento y arruga guarda todos los tesoros de nuestra vida, algunos son buenos y otros no tanto, pero sin duda son las señales de lo vivido, de aquellos momentos inolvidables que se quedarán en la memoria por siempre.

Debemos ver que estas señales que se quedan en el rostro, y que en ocasiones queremos borrar a toda costa y que tal vez lo logremos con la maravilla de la tecnología, servirán para mostrar una cara igual a la de nuestra juventud, pero en el interior, aún cuando tapemos esas cicatrices de nuestro rostro, jamás las borraremos de nuestra alma, ya que son sin lugar a dudas las que han acompañado a nuestro corazón en las diversas etapas de nuestra vida .

No es fácil portar las arrugas con la frente en alto, con la sonrisa, con la comprensión; se tiene que

llenar el alma de ese ir que sólo dan los años, como agradecimiento de lo vivido.

Por ello, no debemos preocuparnos por nuestras arrugas, el lento caminar, la falta de fuerza, el poco cabello, las canas abundantes, por el contrario debemos valorar lo aprendido, la fortuna de tener a nuestro lado gente que nos quiere, pero por la esencia de nuestra alma, por lo que somos y por el nunca cambiar.

Los años pasan en nosotros y dejan sus cariños en todo nuestro cuerpo. Podemos difuminar un poco las arrugas, si eso nos hace felices, pero si tu apariencia sigue la vida, serás también inmensamente feliz recordando lo que nadie nunca te quitará: los recuerdos del alma.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.