• Regístrate
Estás leyendo: Tanto escándalo por la falta de unas comillas
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 07:49 Hoy

Columna de Efrén Vázquez Esquivel

Tanto escándalo por la falta de unas comillas

Efrén Vázquez Esquivel

Publicidad
Publicidad

Lo más grave para los mexicanos no es que al presidente Enrique Peña Nieto se le haya imputado, al parecer con pruebas irrefutables, haber plagiado 197 párrafos de diferentes autores en su tesis de licenciatura en Derecho, sino que para muchos –la mayoría, me atrevería a decir–, el plagio es algo normal, o a lo sumo, una falta no grave que cualquiera hace o ha hecho alguna vez en su vida.

Pocos comprenden que el plagio es un grave delito; pocos saben que el pecado capital en la aventura del trabajo intelectual es el plagio, aunque se trate de una tesis de licenciatura; y en las tesis de licenciatura, el principal responsable es el director de tesis.

Triste la situación: hablar del plagio en México es algo así como "hablar de la soga en la casa del ahorcado", pues ante pánico generalizado de que la mirada escudriñadora volteé hacia el otro, rápidamente se minimiza el asunto y se condena a la periodista que dio a conocer la noticia.

"Mucho ruido y pocas nueces", es hoy la frase más repetida. Se trata de un error de estilo, no de plagio, ha dicho el vocero oficial de la Presidencia, Eduardo Sánchez; las comillas se borraron en la imprenta, dice el director de tesis de EPN, el magistrado Eduardo Alfonso Martínez...

Si se tratara de dos o tres párrafos en los que no aparecen las comillas ni referencia de ningún autor, se podría pensar que se trató de ceguera de taller, eso a cualquiera le puede pasar.

Por último, en lo que respecta al argumento del director de tesis, el antes referido magistrado del Poder Judicial de la Ciudad de México, francamente también se trata de un disparate que ofende la inteligencia. La verdad que se muestra de manera evidente: el magistrado no leyó le tesis, sólo estampó su firma. Posiblemente eso también hicieron los integrantes del jurado. ¡Ah caray, imagínese usted! ¿Cuántas sentencias habrá firmado el señor magistrado sin leer los proyectos de sus secretarios?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.