• Regístrate
Estás leyendo: El acoso laboral y el miedo a denunciarlo
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 21:00 Hoy

Punto porcentual

El acoso laboral y el miedo a denunciarlo

Eduardo Javier González

Publicidad
Publicidad

Es también conocido como mobbing. Es más frecuente de lo que se cree, pero pocos se atreven a denunciarlo. En el mejor de los casos, la persona afectada prefiere renunciar ante un clima laboral adverso.

Sin embargo, es importante dar a conocer que la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción es la primera, a nuestro saber, que ha tomado cartas en el asunto. Aquí transcribimos la información que manejan en los carteles:

El mobbing es un factor de deficiencia laboral; hace referencia a las acciones de hostigamiento que realizan uno o varios empleados contra otro, para provocarle miedo psicológico, debilitarlo, hacer que no cumpla sus tareas, incluso que renuncie.

Hay tres perfiles implicados: el acosador, que posee características psicópatas, es inteligente pero con perfil laboral mediocre; tiende a ser mentiroso y no soporta la competencia.

El acosado, por lo regular es una persona sobresaliente en términos de ética, responsabilidad y liderazgo en el desarrollo de actividades, aunque con cierta regularidad tiene problemas en materia de inteligencia emocional al controlar sus emociones.

El observador, por su parte, se mantiene a distancia, sin participar materialmente en la problemática.

Entre los tipos de mobbing figuran: el acoso ascendente, que se da de subordinados a jefes, en el 1 por ciento de los casos; el acoso horizontal, 12 por ciento de casos entre pares; el mixto, donde en el 29 por ciento de los casos intervienen jefes y otros miembros; y el vertical descendente, en el 58 por ciento de las situaciones, de jefe a subordinados.

Las consecuencias, en el área psicológica, son: angustia, preocupación, estrés, desconfianza, culpa y, en casos extremos, ataques de pánico. En el área biológica: son susceptibles a enfermedades como gripe, insomnio, pérdida de apetito, dolores de cabeza y espalda. El 30 por ciento de los casos sufre molestias graves y crónicas.

En el área laboral, esto se traduce en reducción de productividad, ausentismo, renuncia y, en el 60 por ciento de los casos, abandono de labores.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción afirma que no permite tres tipos de acoso: sexual, laboral o salarial. Exhorta a sus socios, si detectan un comportamiento extraño en cierta persona o grupo, a denunciarla a los teléfonos 228 1137, 228 1104, 228 1105 y 228 1096. Incluye los correos presidenciacmictamaulipas@gmail.com y gerenciacmictamaulipas@gmail.com.

Dicen que “el cobarde vive hasta que el valiente quiere”, y esto es una realidad, por lo pronto, en la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción. Ojalá se replique en los demás organismos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.