• Regístrate
Estás leyendo: ¿Y los atlas de riesgos?
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 10:44 Hoy

Intelecto opuesto

¿Y los atlas de riesgos?

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Con la temporada de lluvias en Hidalgo cada año ocurre lo mismo. Viviendas afectadas, derrumbes carreteros y en comunidades, gente que resulta damnificada y que aunque se le brinde todo el apoyo de manera inmediata no deja de ser un problema que persiste en las regiones más vulnerables del estado.

El gran problema de la dispersión poblacional que por décadas ha afectado a la entidad es lo que provocó la proliferación de asentamientos humanos en zonas de riesgos, en áreas naturales y en tierra de difícil acceso y comunicación.

Si a eso le agregamos que los municipios no han puesto la debida atención en el tema de Protección Civil, en la regulación y ordenamiento del crecimiento demográfico, en la planeación de las obras públicas, la situación se agrava.

En la actualidad solo el 40 por ciento de los municipios de Hidalgo cuentan con una herramienta preventiva o documento oficial que obligue a ciudadanos, representantes, empresarios y demás, a seguir los lineamientos para evitar catástrofes ante fenómenos naturales.

Si repasamos el archivo de incidencias por meteoros climatológicos, vemos el siguiente historial: el huracán "Diana" ocurrido en 1990 afectó a 35 municipios de la entidad; la depresión tropical número 11 en 1999, afectó severamente el municipio de Tulancingo. Entre agosto y septiembre del 2007, los remanentes de las depresiones tropicales "Dean" y "Lorenzo", afectaron 60 municipios en prácticamente todas las regiones hidalguenses. En septiembre de 2013, el huracán "Ingrid" dejó en Hidalgo desbordes, derrumbes, deslaves y afectaciones en 31 municipios de la Sierra Alta y también la Sierra Gorda.

Lo anterior, por citar algunos ejemplos, no deja de lado que cada que hay tormentas de gran magnitud se reportan damnificados como los que ocurrieron el fin de semana pasado con las lluvias provocadas por "Earl". Si bien no pasó a mayores como en entidades vecinas, sí dejó viviendas destruidas y familias que además de no tener más patrimonio ahora están en albergues a la espera de una reubicación.

Desde el Congreso local, en la actual Legislatura que está por concluir, se pugnó por crear atlas de riesgos municipales; documentos que vuelvan necesario un diagnóstico de entorno ambiental, en donde las autoridades locales estén debidamente informadas y que se tenga la normatividad y la capacitación necesaria para dar cumplimiento a su responsabilidad.

Incluso, se llamó a crear en cada ayuntamiento un Sistema Municipal de Protección Civil y hasta de aprobaron sanciones a funcionarios que omitan estar al día en este aspecto.

De tres a seis años de prisión y multa de 700 a mil 400 Unidades de Medida y Actualización, así como la inhabilitación para desempeñar cualquier cargo, empleo o comisión hasta por nueve años, fueron los cambios aprobados por diputados locales de Hidalgo para todo servidor público que autorice o expida licencias, permisos, constancias o dictámenes de uso de suelo, viabilidad, construcción, fraccionamiento, urbanización, conjuntos urbanos o acciones urbanas sin observar el Atlas de Riesgos.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.