• Regístrate
Estás leyendo: Viacrucis electoral
Comparte esta noticia

Intelecto opuesto

Viacrucis electoral

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Al filo de la medianoche dieron inicio las campañas políticas en todo el país y la religión le impidió a muchos comenzar como se debe, con eventos masivos y echados para adelante.

Para ser época de campañas, la realidad alcanzó antes a muchos de los participantes y ahora, en la recta final quedan solo cuatro rumbo a Los Pinos.

Sin embargo, antes de dar inicio a lo inevitable que son las crónicas de recorridos, las fotos amables, las historias inéditas, los perfiles deslumbrantes y las fotos para el anecdotario, tendremos que aprender a ver y leer qué es lo que se juegan los políticos de aquí a julio y por qué nos quieren como carnada, carne de cañón, pañuelo facial, llámele como le guste, al pueblo.

El domingo 1 de julio próximo se votará en México por Presidente, 128 senadores y 500 diputados federales, bastante carga en nómina para el presupuesto del país ¿no creen?

A la par, habrá elecciones locales en 30 entidades donde se elegirán gobernadores, diputados locales y presidentes municipales.

De acuerdo con el INE, quien encabeza la organización de la votación más grande en la historia moderna de México, señala en sus documentos de trabajo para este proceso que junto con las oficinas locales o estatales de elecciones, los anteriores Institutos Electorales de varios estados, que son el engranaje fundamental para cumplir con el mandato constitucional de organizar las elecciones y dar certeza al ciudadano de que se hizo todo legal.

Es decir, pasará lo de siempre, se quejarán unos, festejarán otros, soltarán tigres, aves y patos y el INE, el IFE, algún IEE o quien sea, dirá con biblia y ley en mano que cumplieron con su trabajo y que desconfiar de quienes contaron los votos es desconfiar de México y su gente.

Por otro lado, dentro de este viacrucis electoral, están las polémicas determinaciones para poder controlar y manejar los contenidos de carácter institucional con motivo de las campañas; esto es, que no se puede difundir ningún mensaje con tendencia al electorado o motivado por obras y acciones de personajes y actores políticos, funcionarios y servidores públicos, ya que esto podría orientar el pensamiento del electorado –tan tontos que somos- para decir "ah, sí, voy a votar por este porque aquel me pavimentó la calle".

Para empezar la pavimentación, la entrega de apoyos sociales, el alumbrado, la seguridad, la salud y la educación, son obligaciones de quienes encabezan una administración pública. No son favores o prebendas para buscar simpatías, son simple y sencillamente sus labores cotidianas; ¿o acaso le agradecemos al carnicero por darnos la carne fresca del día votando por él y sus amigos como "los carniceros del año"?, digo, tampoco debemos creernos todo y tampoco permitir que se nos engañe.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.