• Regístrate
Estás leyendo: Tienen chamba los diputados
Comparte esta noticia

Intelecto opuesto

Tienen chamba los diputados

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Luego de recibir la iniciativa de partidos políticos para que se orienten recursos para damnificados de los sismos de septiembre en México, los diputados federales tienen "chamba" suficiente para cerrar 2017 sin estar pensando en elecciones.

De acuerdo con información de San Lázaro, el proyecto de Presupuesto de Egresos para el siguiente año contempla cinco mil 236.4 miles de millones de pesos y un crecimiento de 113 mil 0.4 miles de millones de pesos respecto a lo aprobado para 2017; mismo que será "puntualmente revisado por los legisladores" con especial énfasis en las nuevas circunstancias que enfrenta México, señalaron.

Los legisladores federales recordaron ayer que durante la entrega del proyecto de Presupuesto, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público detalló que el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) cuenta con disponibilidades aproximadas a los 9 mil millones de pesos y para el siguiente año se están proponiendo 6 mil millones de pesos adicionales, con lo que se tendrá una capacidad cercana a los 15 mil millones de pesos.

"Estas cifras se revisarán de manera cuidadosa en conjunto con lo contemplado en los Bonos Catastróficos, a fin de que se dé una correcta aplicación de recursos y de ser necesario se amplíe", afirmó el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín quien se mostró dispuesto a poder realizar todos los ajustes necesarios.

Lo anterior es muestra de voluntad política que debe de ser, como en todo parlamento, de arriba hacia abajo, es decir, si la Mesa Directiva muestra que el asunto puede avanzar es probable que salga; más allá de argumentos de una u otra bancada.

Además, el tema de reasignar los recursos de partidos políticos para la rehabilitación de ciudades afectadas por los terremotos no solo es un acto de justicia sino una muestra de solidaridad con todos los mexicanos. La voluntad del pueblo fue la que eligió brindar ese dinero para la gente más afectada.

Ahora toca de nueva cuenta a la sociedad estar vigilante y al pendiente de cómo será la ruta de dichos recursos para el apoyo real y verdadero a la causa. Es decir, que se exija con lupa y transparencia el que todos puedan acceder a la información de cómo están fluyendo los apoyos, de cómo se está inyectando el presupuesto a los estados afectados y quiénes están recibiendo el fondo.

Ya se han pronunciado todas las fuerzas políticas, pero hace falta que la sociedad se pronuncie más, que participe y se involucre como nunca antes previo a 2018, un año que los propios partidos tienen en la mira por las elecciones, y en donde se valen de la gente para poder salir a votar.

Una sociedad bien informada puede tomar mejores determinaciones y darle seguimiento a los temas que le interesa. Tienen mucho trabajo los diputados, reorientar el gasto pata damnificados y conducirse con legalidad y transparencia, de ahora en adelante, el pueblo los vigila.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.