• Regístrate
Estás leyendo: Sin dedazos en el Frente
Comparte esta noticia

Intelecto opuesto

Sin dedazos en el Frente

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Luego de que el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, dijo que no está dispuesto a encabezar el Frente Ciudadano por México rumbo a 2018 si se pretende hacer una decisión por dedazo o por imposición, la situación comienza a tomar cauces de grilla tradicional mexicana –por no decir otra cosa- que termina generalmente con un triunfo del PRI.

Mancera dijo que el candidato que encabece el Frente Ciudadano por México debe ser electo democráticamente y sin agandalle o no participará, además de que el 15 de diciembre podría ser su último día como jefe de Gobierno para evitar, por un lado, detener el avance en el programa de reconstrucción tras el sismo del 19 de septiembre y que otras acciones de gobierno en la capital del país; y por el otro, dedicarse de tiempo completo a la operación política de cara a la elección presidencial.

Lo anterior desató comentarios a favor y contra pues de todos es sabido que Mancera no es del grado de las mayorías; incluso, en el PRD no lo respaldan a totalidad, en el PAN no lo sienten como su candidato, y en Movimiento Ciudadano ni se inmutan ante sus dichos.

Esta discusión abre un nuevo momento para los partidos de oposición que sin premura deben analizar qué hacer y qué no para no verse envueltos en un pleito interno que termine, como dije al principio, en un triunfo del PRI, hoy feliz de que todos se peleen.

Para ello tanto PAN como PRD, principalmente (Movimiento Ciudadano es una burla y no debería siquiera participar) tienen que sentar muy bien las bases de su alianza y posible gobierno de coalición; pues queda claro que tienen los votos necesarios para poder ganar 2018 si se lo proponen, incluso por encima de López Obrador.

Si va Mancera, el primero en buscar desbancarlo será el propio AMLO; si va Rafael Moreno Valle, podrían sumarle al Frente a algunos adeptos de Nueva Alianza; si va Margarita Zavala (si puede aunque haya renunciado al PAN), se estarían despidiendo prácticamente de toda oportunidad de triunfo.

Y no solo eso. Cómo establecerán las bases para un gobierno de coalición con ideas tan diferentes como el tema del aborto, legalizado en la CdMx por el PRD, condenado por AN en los Congresos; o por ejemplo, la legalización de la mariguana, con un contexto similar al del embarazo no deseado.

Si Mancera encabeza y gana ¿las decisiones las tomará desde la Segob el PAN?, cómo controlarán la seguridad pública con estrategias tan diferentes como la de la lucha contra el narcotráfico al estilo Felipe Calderón y la negación de todo existencia de células al estilo Mancera en las delegaciones.

Son temas importantes que deben fijarse antes de aventar al electorado a elegir una opción que podría resultar más dañina que benéfica, y nadie ha dicho nada...

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.